3 de abril 2008 - 00:00

Inician contactos con las FARC para liberar a Ingrid

Lorenzo Delloye, hijo de Ingrid Betancourt, hizo desde París un llamamiento dramático para que los terroristas de las FARC liberen a la ex candidata presidencial. «Se dirige hacia la muerte», dijo ante los periodistas.
Lorenzo Delloye, hijo de Ingrid Betancourt, hizo desde París un llamamiento dramático para que los terroristas de las FARC liberen a la ex candidata presidencial. «Se dirige hacia la muerte», dijo ante los periodistas.
París y Bogotá (DPA, AFP, EFE, ANSA) - Francia, España y Suiza pusieron ayer en marcha una urgente misión humanitaria para contactar a las FARC y convencerlas de que liberen a la ex candidata presidencial Ingrid Betancourt, secuestrada por los terroristas, y quien padece un grave cuadro de hepatitis B y leishmaniasis.

La misión internacional está integrada por funcionarios de los tres gobiernos europeos y un médico, entre ellos dos delegados que tuvieron contacto previo con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).

«Una misión humanitaria de los tres países, España, Francia y Suiza, está en marcha en coordinación con las autoridades competentes», indicó un comunicado del Ministerio de Exteriores en Madrid.

Según informaron los medios parisinos, un avión provisto con instrumental médico volaría desde París hacia Sudamérica con el objeto de ayudar a la rehén, gravemente enferma.

El hijo de Betancourt, Lorenzo Delloye, lanzó ayer un desesperado «último llamamiento» a las FARC pidiendo que liberen a su madre.

  • Peligro

    «En la selva colombiana hay una mujer, mi madre, que se dirige hacia la muerte. Sufre de hepatitis B y leishmaniasis. Necesita una transfusión sanguínea en las próximas horas para salvarle la vida», comentó Delloye durante una conferencia de prensa en París.

    En Ginebra, el portavoz del Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR), Yves Heller, afirmó que ese organismo tiene diálogos con los rebeldes con el fin de ayudar en la liberación de secuestrados.

    Por su lado, el gobierno colombiano se mostró ayer esperanzado en que la misión médica que Francia puso en marcha para examinar a los rehenes en manos de la guerrilla de las FARC derive en la pronta liberación de los secuestrados y en un proceso de paz a más largo plazo.

    «Esperamos que éste sea el primer paso para un proceso de paz serio», dijo el alto comisionado para la Paz de Colombia, Luis Carlos Restrepo, tras indicar que espera que el grupo armado dé el visto bueno a la misión internacional.

    El presidente de Francia, Nicolas Sarkozy, se comunicó ayer con su homólogo colombiano, Alvaro Uribe, para pedirle colaboración para los integrantes de dicho comité, en medio de insistentes versiones sobre el precario estado de salud de la ex candidata presidencial, secuestrada desde 2002.

    La directora del CICR en Colombia, Bárbara Hintermann, señaló que su organismo no está comprometido en esa operación, pues las FARC no han hecho una solicitud en ese sentido.

    «Nosotros necesitamos una solicitud de todas las partes», dijo Hintermann, cuyo organismo ha participado en las misiones que recibieron en enero y febrero pasados a seis políticos liberados por las FARC en la selva del sur del país.

    Entretanto, el embajador de Estados Unidos en Colombia, William Brownfield, aseguró que es optimista con la misión humanitaria que está encabezando Francia, que busca atender a los secuestrados que están enfermos.

  • Esperanza

    «Esperamos que tenga éxito total este esfuerzo por parte del gobierno de Francia para la liberación no solamente de la distinguida señora Ingrid Betancourt sino de todos los secuestrados, que están en manos de las fuerzas irregulares, incluyendo los tres compatriotas míos que llevan seis años secuestrados», anotó.

    A su turno, el comandante de las Fuerzas Militares de Colombia, general Freddy Padilla, señaló que las unidades castrenses suspenderán las acciones que realizan contra las FARC en las selvas del país para que la comisión internacional pueda atender a los secuestrados.

    «Esta comisión humanitaria es sanitaria. Cuando tengamos la información oficial, el lugar, y con el apoyo de la Cruz Roja Internacional, ayudaremos a mitigar las condiciones en que se encuentran en este momento los rehenes», aseveró el general.

    Las personas que están en poder de las FARC están «muy enfermas», señaló ayer Claudia Rojeles, esposa del ex gobernador del departamento de Meta Alan Jara, quien está en poder de los insurgentes. Este «tiene un tumor en las cuerdas vocales o en el cuello, no sabemos específicamente cuál. Tiene pérdida de visión en un ojo, al parecer un desprendimiento de retina, y según los médicos puede quedar ciego», comentó.

    El coronel Luis Mendieta «tiene flebitis que se acentúa cada vez que tiene que caminar», añadió Rojeles y recordó que los tres estadounidenses han presentando paludismo y leishmaniasis. El gobierno y las FARC no se han podido poner de acuerdo en los últimos años para hacer un canje de unos 40 rehenes -entre ellos Betancourt, tres políticos más, tres estadounidenses y varios militares y policías- por al menos 500 guerrilleros presos.

    Uribe firmó el jueves pasado un decreto que busca facilitar el canje mediante la excarcelación de los rebeldes que sean pedidos por las FARC, quienes eventualmente pueden ser enviados a Francia, para lo cual pidió una lista con sus nombres.
  • Dejá tu comentario

    Te puede interesar