Acusan a Irán de secuestrar un buque petrolero en el Golfo Pérsico

Mundo

Se trata del Asphalt Princess, con bandera de Panamá, secuestrado en una zona del Mar Arábigo que conduce al Estrecho de Ormuz, por donde pasa cerca de un quinto de las exportaciones de crudo mundiales.

Fuerzas respaldadas por Irán son sospechosas del secuestro de un tanquero en el Golfo Pérsico, frente a la costa de Emiratos Árabes Unidos, dijeron tres fuentes de seguridad, después de que la agencia británica de comercio marítimo reportó un "secuestro potencial" en la zona el martes.

Dos de las fuentes identificaron el buque como el petrolero "Asphalt Princess" con bandera de Panamá en una zona del Mar Arábigo que conduce al Estrecho de Ormuz, a través del cual pasa cerca de un quinto de las exportaciones de crudo mundiales.

El Ministerio de Relaciones Exteriores de Irán dijo antes que los reportes de incidentes de seguridad con varios barcos implicados cerca de la costa emiratí son "sospechosos" y advirtió en contra de cualquier intento de crear una "falsa atmósfera" contra la República Islámica.

Las tensiones han aumentado en la región tras un ataque la semana pasada contra un petrolero administrado por Israel frente a la costa de Omán en el que murieron dos tripulantes. Estados Unidos, Israel y Reino Unido culparon del incidente a Irán, que negó su responsabilidad.

La oficina de Operaciones de Comercio Marítimo de Reino Unido (UKMTO, por sus siglas en inglés) emitió más temprano una advertencia basada en una fuente sobre un "potencial secuestro" y aconsejó a los barcos que tuvieran máxima cautela por un incidente a unos 100 kilómetros del emirato de Fuyaira.

El periódico británico Times también informó que el "Asphalt Princess" había sido secuestrado, citando fuentes británicas que dijeron que estaban "trabajando en la suposición de que militares o representantes iraníes abordaron el barco".

En la tarde del martes, al menos cinco barcos en el mar entre EAU e Irán actualizaron su estado AIS (sistema de identificación automática) a "sin mando", según datos de seguimiento de Refinitiv. Este estado suele indicar que un barco no puede maniobrar por circunstancias excepcionales.

Reuters no pudo confirmar que estos datos de Refinitiv tuvieran alguna conexión con el incidente informado.

Estados Unidos y Reino Unido dijeron el domingo que trabajarán con sus aliados para responder al ataque de la semana pasada al "Mercer Street", un petrolero de propiedad japonesa con bandera liberiana y administrado por la firma israelí Zodiac Maritime.

Temas

Dejá tu comentario