Arrestan a militantes neofascistas tras las violentas manifestaciones en Roma

Mundo

Dos responsables y varios miembros de Forza Nuova fueron detenidos por los incidentes en una marcha contra el pase sanitario que acabó con la vandalización de la principal confederación gremial de Italia.

Varios miembros de un grupúsculo de ultraderecha en Italia, Forza Nuova, incluidos dos responsables, fueron detenidos este domingo tras los choques violentos que siguieron a una protesta contra el pasaporte sanitario celebrada el sábado en Roma.

Cientos de personas se enfrentaron el sábado por la noche a la policía en el centro de la capital italiana y causaron graves desperfectos a la sede de la CGIL, la principal confederación sindical del país.

Las fuerzas de seguridad utilizaron cañones de agua y gases lacrimógenos para dispersar a los manifestantes, en unos enfrentamientos que duraron varias horas.

Embed

"Los responsables del asalto a la sede nacional de la CGIL fueron rápidamente detenidos. Llevaban demasiado tiempo actuando para atizar las tensiones y la violencia", declaró, complacido, el diputado Federico Fornaro.

"La violencia fascista debe pararse inmediatamente. Todas las fuerzas democráticas están hoy con la CGIL y las fuerzas de la policía", apuntó por su parte el senador Andrea Marcucci.

Según los medios de comunicación, doce personas fueron arrestadas, incluido Roberto Fiore, secretario nacional de Forza Nuova, y Giuliano Castellino, responsable del movimiento en Roma.

Forza Nuova es un partido de ultraderecha neofascista creado en Italia 1997.

Su programa prevé, entre otros puntos, la prohibición del aborto, acabar con la inmigración y la abolición de leyes contra la incitación al odio por razones políticas, de raza o religión.

En ninguno de los comicios a los que se ha presentado, solo o en coalición, ha logrado alcanzar el 0,5% de los votos.

Muchas voces, del centro y de la izquierda sobre todo, reclamaron su disolución.

Temas

Dejá tu comentario