16 de diciembre 2011 - 11:22

Japón anuncia la estabilización de los reactores dañados de Fukushima

Yoshihiko Noda, premier japonés.
Yoshihiko Noda, premier japonés.
El primer ministro de Japón, Yoshihiko Noda, aseguró que los reactores de la planta nuclear de Fukushima están en una condición estable y dio por cerrada la segunda fase de la "hoja de ruta" para controlar la crisis.

Los expertos han confirmado que las temperaturas de los reactores están por debajo de los 100 grados centígrados y se han tomado las medidas necesarias para impedir cualquier suceso de consecuencias graves en la planta, dijo Noda en una rueda de prensa.

El primer ministro destacó que resolver la crisis en Fukushima es "un desafío para Japón y para toda la Humanidad" y aseguró que trabajarán para descontaminar la zona a fin de que los evacuados (más de 80.000) puedan regresar a sus casas. "Con esto ha concluido la segunda fase, pero no significa que el problema nuclear esté resuelto", advirtió.

El primer ministro pidió perdón "a la población de Fukushima, a Japón y al mundo" por el accidente en la central nuclear a raíz del devastador tsunami del 11 de marzo, que desató la peor crisis nuclear tras la de Chernóbil en 1986. También agradeció el trabajo de "bomberos, policías, militares, y aquellos que han trabajado día y noche" para controlar los reactores con "actos heroicos". "El aliento recibido del resto del mundo ha sido un apoyo para quienes estuvieron trabajando en la central ", aseguró.

Explicó que, ahora, el Gobierno se centra en la hoja de ruta para desmantelar los reactores, un proceso que según los expertos puede prolongarse hasta cuatro décadas. También detalló que un equipo especial de 200 miembros comenzará en enero los preparativos para la descontaminación en torno a la central.

Noda insistió además en que las autoridades están atentas a los niveles de radiactividad en la zona y a la salud de los residentes, especialmente los niños, con chequeos médicos y miles de dosímetros para mediar la radiación en distintas áreas.

Añadió que se seguirán efectuando exámenes sobre los alimentos de la provincia de Fukushima, donde en las últimas semanas se ha prohibido la comercialización de arroz de más de 4.000 granjas tras detectarse niveles excesivos de cesio.

En este sentido, Noda hizo hincapié en los controles para impedir que alimentos contaminados lleguen al mercado: "Yo mismo consumo a diario en mi residencia arroz de Fukushima", aseguró. El jefe del Gobierno afirmó que también se trabajará para hacer efectivas las indemnizaciones a las víctimas y rehabilitar la zona: "Sin la recuperación de Fukushima, la recuperación de Japón no es posible", dijo.

Dejá tu comentario

Te puede interesar