Kerry: "Irán sabe que no está abierto para negocios"

Mundo

El secretario de Estado norteamericano, John Kerry, advirtió de que el acuerdo temporal con Irán para suspender sus actividades nucleares no significa que se haya colgado ya el cartel de "abierto" que le permita a la comunidad internacional hacer negocios de inmediato con Teherán.

"Irán no está abierto. E Irán sabe que no está abierto para hacer negocios", subrayó Kerry en una entrevista con la cadena CNN.

Irán llegó en noviembre a un acuerdo provisional de seis meses con la comunidad internacional por el que se comprometió a suspender parte de su programa nuclear a cambio de la suspensión parcial de las sanciones económicas.

Esta semana, una delegación de empresarios franceses viajó a Irán para explorar "oportunidades" futuras de negocios, según reportes. Algo que a Estados Unidos no le hace mucha gracia, como dejó claro Kerry.

"Puede que Francia haya enviado a algunos empresarios allá, pero no pueden contravenir las sanciones. Serán sancionados si lo hacen, y lo saben. Y les hemos avisado", subrayó el jefe de la diplomacia estadounidense.

Durante una audiencia en el Senado sobre Irán, la subsecretaria de Estado para Asuntos Políticos, Wendy Sherman, reveló que Kerry habló "directamente" con el canciller galo, Laurent Fabius, sobre este asunto para decirle que aunque sea una delegación privada y no oficial, viajes como el de los empresarios franceses "no ayudan" en el clima actual de negociaciones.

"Nadie debería dudar ni un solo instante de que Estados Unidos está preparado para aplicar las sanciones que ya existen. Y todos nuestros aliados están de acuerdo en que esas sanciones seguirán en pie hasta que, o a menos que, haya un acuerdo", insistió Kerry.

Aun así, rechazó una vez más las pretensiones del Senado estadounidense de imponer más sanciones antes de que concluya el plazo pactado con Teherán.

"Sería un error", zanjó Kerry, quien recordó que se trata de un acuerdo pactado no sólo por Washington, sino por los aliados en estas conversaciones -los cinco países con derecho a veto en la ONU más Alemania- y que advirtió de la importancia de mantener lo prometido.

"Nuestra palabra también tiene que significar algo", apuntó al respecto y aseguró que no se trata de una cuestión de confianza, sino en medidas tangibles.
"No se trata de confiar, nada de lo que hacemos (con Irán) se basa en la confianza, todo lo que hacemos se basa en verificación y pasos específicos", aseveró.

Dejá tu comentario