Avanza en el Congreso chileno un proyecto para aumentar las regalías a mineras de cobre y litio

Mundo

La iniciativa, respaldada en su mayoría por legisladores de la oposición, busca obtener fondos para reactivar la economía y desarrollar planes de contención ambiental. El Gobierno de Piñera se opone.

Santiago - La Cámara de Diputados de Chile aprobó ayer el proyecto de ley para implementar un nuevo royalty minero a las ventas del cobre y litio, cuyos recursos se destinarían a planes sociales y de compensación ambiental de las regiones mineras.

Impulsado por legisladores de la izquierda opositora, el proyecto fue aprobado por 79 votos a favor y 47 en contra, en medio de un acalorado debate en la Cámara baja.

La iniciativa, que ahora debe ser analizada por el Senado, pretende incrementar fuertemente las regalías que pagarán las grandes empresas mineras por la explotación de litio y de cobre en Chile.

El proyecto establece el pago de un 3% sobre las ventas del metal rojo y el litio, con tasas que aumentan si crecen las cotizaciones, para destinar esos recursos a financiar proyectos de desarrollo regional y de compensación ambiental en las regiones mineras, principalmente ubicadas en el norte del país.

“Un royalty es importante, pero en particular este año, porque de lo contrario nos vamos a tener que endeudar mucho más de lo que nos deberíamos endeudar”, dijo el diputado opositor Giorgio Jackson.

La medida llega a casi dos años del inicio de las protestas que ha desmantelado de a poco el sistema económico imperante vigente desde la dictadura de Augusto Pinochet (1973-1990). Recientemente, se aprobó el tercer retiro anticipado de pensiones en menos de un año. Todavía están pendientes las elecciones para elegir a los integrantes de la Asamblea Constituyente.

Con casi un cuarto de la oferta mundial, Chile es el primer productor de cobre, y es también uno de los mayores productores globales de litio, clave para la fabricación de baterías para autos eléctricos y artículos tecnológicos.

La iniciativa ganó fuerza en medio del actual incremento del precio internacional del cobre -que se acerca récords históricos de 10.000 dólares la tonelada- y la necesidad agregar recursos para hacer frente a los planes sociales destinados a paliar los efectos de la pandemia del coronavirus.

El Gobierno del conservador Sebastián Piñera se opone a la iniciativa. De acuerdo con el ministro de Minería y Energía, Juan Carlos Jobet, de aprobarse el proyecto se duplicaría la carga impositiva a las grandes empresas mineras.

La Sociedad Nacional de Minería (Sonami) calificó el proyecto de royalty como una virtual “expropiación”, mientras que expertos advierten sobre un efecto en las inversiones.

“Si llega a pasarse una ley como ésta, que yo dudo que pueda pasar un filtro de gente racional, va a cerrar una parte muy importante de la minería chilena”, dijo Gustavo Lagos, académico del Departamento de Ingeniería de Minería de la Universidad Católica, a CNN Chile.

La mayoría de las grandes mineras de cobre en Chile pagan actualmente una tarifa plana o invariable, independientemente del precio del metal rojo, en virtud de acuerdos que se extienden hasta 2023, según el Ministerio de Minería.

Las estadísticas oficiales del gobierno muestran que los mineros pagan actualmente el 27% de los beneficios antes de impuestos, además de otros gravámenes.

Dejá tu comentario