Los talibanes acceden a extender el plazo de las evacuaciones más allá de agosto

Mundo

El caos en el país asiático hiere la administración de Biden, cuya aprobación cayó al 41%. Sólo el 26% respaldó la decisión de retirase.

Kabul - Los talibanes se comprometieron a autorizar la salida de Afganistán de ciudadanos estadounidenses y afganos en riesgo después del 31 de agosto, informó ayer el secretario de Estado de Estados Unidos, Antony Blinken, mientras la imagen del presidente Joe Biden sufrió una fuerte caída debido al caótico proceso de evacuación.

El jefe de la diplomacia del Gobierno demócrata indicó que “los talibanes han asumido compromisos públicos y privados para proporcionar y permitir un paso seguro para los estadounidenses, para los ciudadanos de terceros países y para los afganos en riesgo a partir del 31 de agosto”.

Blinken añadió que al menos 4.500 ciudadanos estadounidenses de los 6.000 que querían salir de Afganistán ya habían sido evacuados.

De ese modo, quedarían alrededor de 1.500 estadounidenses por ser evacuados y con 500 de ellos existe “contacto directo”, apuntó el funcionario en una conferencia de prensa en Washington.

“Nos estamos contactando agresivamente con ellos varias veces al día a través de múltiples canales de comunicación para determinar si todavía quieren irse”, amplió.

Más de 82.000 personas huyeron de Afganistán desde que los talibanes tomaron el control de Kabul hace 10 días, en medio de una caótica evacuación que recordó la humillante retirada de Saigón (1975) y ya empezó a golpear la imagen de Biden.

Entre el martes y el miércoles, Estados Unidos organizó 42 vuelos que permitieron evacuar a unas 11.200 personas, mientras los países de la coalición internacional fletaron otros 48 para llevar a cabo 7.800 evacuaciones.

Desde el 14 de agosto, víspera de la conquista insurgente en Kabul, ya abandonaron Afganistán 82.300 extranjeros o ciudadanos afganos en riesgo, un dato que aumenta a 87.900 si se contabilizan los traslados gestionados desde finales de julio, cuando ya era inminente el repliegue militar internacional.

Las evacuaciones se aceleraron en estos últimos días, especialmente después de que Biden dejó claro que no ampliaría la presencia de tropas en Afganistán más allá del 31 de agosto.

Washington lleva el peso de la seguridad en el Aeropuerto Internacional Hamid Karzai de la capital, epicentro de las evacuaciones.

Los talibanes, por su parte, también rechazan cualquier prórroga y advirtieron que no permitirán la llegada a la terminal aérea de los ciudadanos afganos.

Uno de sus portavoces dijo el martes que los vuelos civiles, interrumpidos desde la toma de Kabul, se retomarán tras el repliegue militar internacional.

El triunfo talibán, la retirada de tropas y la desorganizada operación de retirada del país asiático dañaron la imagen del Biden, situada en torno al 51% antes de agosto y que en los últimos días empezó a mostrar un descenso sostenido.

Solo un 41% aprueba su gestión en términos generales, según una encuesta de la Universidad de Suffolk publicada hoy por el USA Today.

El sondeo indica que si bien una mayoría de los estadounidenses se muestra a favor de sacar a las tropas de Afganistán, un 62% critica la forma en la que se llevó a cabo.

Solo un 26% respalda la gestión de esta retirada, que bajo la gestión de Donald Trump se anunció para marzo de 2021 y Biden la retrasó en un principio hasta el 11 de septiembre.

El martes, y pese a las presiones de otros líderes del G7, el mandatario insistió en que se ceñiría al último plazo, el del 31 de agosto.

Uno de sus argumentos para justificar la salida de Afganistán es su excesiva duración de 20 años.

Arrancó en pleno duelo de los atentados del 11-S bajo la presidencia de George W. Bush, en quien recaería la principal responsabilidad de esta guerra para un 62% de los encuestados.

Sin embargo, será Biden quien tenga que pagar las consecuencias políticas de la gestión de la salida.

Dejá tu comentario