Masacre en Brasil: dos detenidos por la venta del arma al autor del ataque

Mundo

Tras la feroz masacre que desató en una escuela de Río de Janeiro, la policía de esa ciudad arrestó a dos personas acusadas de intermediar en la venta de una de las armas a Wellington Menezes de Oliveira, quien, según un familiar, tenía delirios terroristas y quería estrellar un avión en el Cristo Redentor.

El autor de la masacre en una escuela de Río de Janeiro compró por 165 dólares en forma ilegal uno de los revólveres que usó para cometer los por lo menos 12 asesinatos, el jueves pasado, para después suicidarse.

Un cerrajero llamado Charleston Souza y su colega Isaías de Souza fueron detenidos y declararon que cobraron unos 20 dólares cada uno para intermediar la compra del arma, un revólver 32 que había sido robado de una casa de campo en 1994. Otra arma, calibre 38, fue la utilizada en la masacre por parte de Menezes.

Por otra parte, un sobrino Menezes reveló que el autor de la masacre tenía delirios terroristas y había contado que quería estrellar un avión contra el monumento Cristo Redentor, inspirado en el ataque a las Torres Gemelas de Nueva York el 11 de setiembre de 2001.

"El era muy tímido, no tenía vida social y se quedaba en su cuarto en Internet", dijo el sobrino del asesino a la División de Homicidios de la Policía de Rio de Janeiro. Menezes, de 23 años, según su sobrino, había quedado impactado con el atentado a las torres gemelas.

"En los últimos meses era llamado en el barrio de 'jeque' porque tenía una barba hasta el pecho", dijo el sobrino del matador, según el canal Globo News.

En su carta testamento, el asesino, con problemas psicológicos, hizo referencias a Jesús y separó al mundo en "puros" e "impuros".

Dejá tu comentario