"No se puede vencer al narcotráfico en un año"

Mundo

Mexico DF - Horas antes de embarcar hacia España, donde hoy comenzará una visita de Estado que se prolongará hasta el sábado, el presidente mexicano, Felipe Calderón, resaltó que la prioridad de su gestión «está puesta en el largo plazo», y detalla sus mayores objetivos: «que para 2030 no haya en México una sola persona que viva en pobreza extrema, que en 2012 hayamos reducido en 30% el número de personas que viven en pobreza alimentaria, elevar la calidad educativa...», y, como meta final, «transformar a México en un país que pueda encaminarse aceleradamente hacia el desarrollo con equidad, justicia y pleno respeto al medio ambiente».

«El narcotráfico es un desafío que hemos asumido a cabalidad, que estamos enfrentando de manera clara y determinante con toda la fuerza del Estado. Eso implica un proceso costoso en tiempo, recursos y vidas humanas, pero cuando está en juego la seguridad de una nación, de sus ciudadanos y de los inversores que participan en este país, el deber del Estado es enfrentar el problema y resolverlo. Es un problema a largo plazo, que no se resuelve en uno o dos años, sino en el curso de varias administraciones. Pero, si no actuábamos ahora, en el futuro sería imposible hacerlo», dice.

Periodista: ¿Se puede hablar de que el Gobierno está ganando esta guerra, mientras los muertos se cuentan por centenares?

Felipe Calderón: El Gobierno le ha cobrado espacios a las redes criminales donde operaban con absoluta impunidad y ha golpeado su estructura financiera. Eso ha provocado que las bandas se enfrenten y se disputen de manera extremadamente violenta sus redes de distribución. Más de 60% de las muertes violentas en las últimas semanas se han producido en tres estados: Chihuahua, Sinaloa y Durango, porque al sellar la frontera de Tamaulipas se han visto forzados a buscar otra ruta, la de Ciudad Juárez, y bandas aliadas ahora se disputan esos territorios. Aunque hay bajas entre las fuerzas de seguridad, la gran mayoría de las ejecuciones son entre personas vinculadas al narcotráfico. Hemos realizado importantes capturas, tenemos varios récords mundiales en decomisos de drogas, armamento y dinero, y también estamos realizando una labor de prevención que, aunque se vea menos, está dando resultados.

P.: En los últimos tiempos, su Gobierno y el estadounidense han tenido serias diferencias sobre esta materia, en torno a esa Iniciativa Mérida de lucha común contra el crimen organizado...

F.C.: Me parece inconcebible que pongamos a 20.000 personas a disposición de la Justicia por narcotráfico y Estados Unidos, que es el mayor consumidor del mundo, no tenga una cifra específica que muestre su compromiso. O que las redes criminales existan sólo de lado mexicano y que al cruzar la frontera desaparezcan como por arte de magia. Es un problema conjunto que debemos resolver de manera conjunta.

P.: Usted ha emprendido varias reformas, con especial énfasis en la petrolera, que ahora está detenida en un debate social.

F.C.: Para transformar México necesitamos transformar las diversas realidades y legislaciones asociadas a cada problema. Hemos podido aprobar reformas muy importantes que no se había logrado consensuar en décadas. Es positivo que se estén escuchando todas las voces, aunque quizá las más sensacionalistas atraigan mayor atención que las estrictamente técnicas. Pero nadie cuestiona que mi propuesta aumenta la producción y amplía las reservas probadas de petróleo, y permitirá producir más gasolina en México. Si la lógica imperara, la reforma ya habría sido aprobada hace rato.

Dejá tu comentario