Obama recaudó u$s 150 M de aportes en sólo 30 días. (Señal de que ganaría)

Mundo

Washington - Ya en la campaña por las primarias, cuando Barack Obama logró imponerse a la otra aspirante a la candidatura demócrata a la Presidencia, Hillary Clinton, el dinero fue su arma secreta. Mes a mes el «advenedizo» Obama lograba recaudar más donaciones que la ex primera dama con sus contactos forjados durante décadas. Incluso para los expertos de Washington la brecha financiera a favor del senador negro era todo un enigma.

Ahora, a dos semanas de la cita en las urnas el 4 de noviembre, Obama rompió todos los récords de donaciones de campaña electoral. Sólo en setiembre reunió 150 millones de dólares en donaciones realizadas por 3,1 millones de simpatizantes. «Debido a la enorme generosidad de ellos, hemos batido el récord en setiembre», dijo el jefe de la campaña demócrata, David Plouffe.

¿Decidirá finalmente el dinero quién será el próximo presidente en la Casa Blanca? La consecuencia de lo anunciado es que el candidato demócrata podrá invertir en anuncios televisivos al menos cuatro veces más que su contrincante republicano John McCain durante la decisiva fase final de la campaña electoral. «Y todos saben que el dinero es decisivo en la campaña electoral estadounidense», afirmó un comentarista de la emisora CNN.

  • Enojo

    No hay duda de que McCain está enfadado por el desarrollo de los acontecimientos. «Ha roto su palabra, senador Obama», acusó a su contrincante en el último debate televisivo.

    Realmente, ambos candidatos prometieron en un principio que financiarían su campaña con recursos públicos, lo que les aportaría 84 millones de dólares a cada uno. Pero el inesperado flujo de dinero a su favor hizo que Obama cambiara de opinión: renunció a las ayudas estatales para basarse totalmente en donaciones privadas con un éxito devastador.

    Obama justificó su cambio de opinión alegandola existencia de muchos canales «oscuros» y organizaciones que se hacen llamar independientes que tradicionalmente apoyaron a candidatos republicanos.

    Los expertos electorales apenas tienen dudas de que la superioridad financiera tiene una influencia decisiva. De esta forma, Obama podrá permitirse el lujo de emitir masivamente spots televisivos en los estados considerados durante años o décadas feudos seguros de los republicanos. Por el contrario, Mc-Cain estaría bajo una enorme presión y ante una desventaja financiera de tener que invertir en estados en los que su equipo no tenía previsto hacerlo.

    «El potencial de donaciones prácticamente ilimitado» coloca a Obama en situación de cuestionar en conjunto el reparto tradicional de los estados del país entre demócratas y republicanos, opinó el diario «The Washington Post». Sobre todo porque Obama está obligando a McCain a «emplear sus medios muchos más modestos en la defensa en vez de en la ofensiva», comenta el rotativo.

    Un estudio de la universidad de Winsconsin constató un gasto del equipo de Obama sólo en Carolina del Norte en la semana del 28 de setiembre al 4 de octubre de unos 1,2 millón de dólares en spots televisivos, frente a los 148.000 dólares de McCain.

    En Virginia, otro «estado de batalla» muy disputado, Obama invirtió en ese tiempo 2,1 millones de dólares, frente a los 547.000 dólares de McCain. Y en estados decisivos como Florida, Ohio y Pennsylvania, Obama gastó tres veces más que su contrincante. En Michigan, McCain decidió incluso retirarse y ahorrar dinero en vista de la ventaja del candidato demócrata.

    «Nos encontramos en una posición fuerte», opina David Axelrod, el estratega jefe de Obama. «En una posición más fuerte de la que estuvieron nunca los demócratas en una campaña electoral en los últimos años». Y eso expresado con humildad.

    «El dominio televisivo (de Obama) es cada vez más evidente cuanto más se acerca la jornada electoral», afirmó «The New York Times». Poco antes de la cita en las urnas, Obama sacará su mayor triunfo y no emitirá sólo spots televisivos cortos de unos minutos, sino que prevé emitir una publicidad de media hora.

    Con las arcas llenas de dinero, Barack Obama puede darse el lujo de hacer publicidad de modo agresivo aun en los estados que tradicionalmente votan a candidatos republicanos. Una ventaja crucial a dos semanas de los comicios.
  • Dejá tu comentario