Olmert prometió retirada de Israel de Cisjordania

Mundo

Jerusalén (EFE, AFP, Reuters, ANSA) - En la víspera de las elecciones legislativas israelíes, el primer ministro interino, Ehud Olmert, reafirmó ayer su intención de definir en los próximos años la frontera oriental de Israel con el apoyo de Estados Unidos, en el marco de un imponente operativo de seguridad por temor a atentados terroristas.

Previendo una alta abstención, Olmert sacó el último as de la manga y recordó el legado de su predecesor, Ariel Sharon, cuya popularidad era altísima antes de que sufriera en enero una hemorragia cerebral que lo dejó en coma.

«No hay duda de que el espíritu de Ariel Sharon y su legado seguirán siendo los fundamentos de la vida política israelí en los próximos años», declaró el responsable del partido Kadima (Adelante), primero en los sondeos.

Olmert insistió también en el cierre de la campaña en la separación unilateral con los palestinos. «En ningún caso los israelíes serán rehenes de la voluntad de los palestinos (...). Pido a todos los ciudadanos de Israel que ejerzan su derecho a votar, que les permitirá decidir el destino del país y la naturaleza del gobierno», declaró.

• Fronteras

El líder político desea fijar fronteras permanentes del Estado de Israel, desmantelar una parte de las colonias de Cisjordania y transformar el muro de separación en una línea de demarcación estable con los palestinos, quienes se oponen totalmente a este proyecto. Olmert cree que la seguridad vendrá cuando los israelíes se retiren de aquellas zonas donde hay una mayoría palestina y que no son vitales para sus intereses.

Seguro de sí mismo, Olmert garantizó que desea llevar a cabo el plan de retiro de zonas de Cisjordania tras realizar una consulta interna y coordinando la acción con Washington, pero sin contar necesariamente con la opinión de los palestinos
.

«Debemos decidir nuestras fronteras para separarnos de los palestinos. Se trata de ponernos de acuerdo sobre el trazado de las fronteras entre nosotros y después de negociar con Estados Unidos y la comunidad internacional», declaró.

Las esperanzas de que Sharon, de 78 años, se recupere son mínimas y su desaparición del panorama político restó interés a estas elecciones
. Por primera vez, los partidos políticos redujeron al máximo sus concentraciones por miedo a encontrarse frente a una sala vacía y la campaña electoral ha batido récords de sobriedad.

Según un sondeo divulgado ayer, al cierre de la campaña,
Kadima llega como favorito para las elecciones de mañana, en las que conseguiría 36 de los 120 escaños del Parlamento israelí.

• Segundos

Esta encuesta del Canal 10 de la televisión prevé además que los laboristas, liderados por Amir Peretz, obtendrán 18 escaños, seguidos del Likud, dirigido por el ex primer ministro Benjamin Netanyahu, con 14. Con estos resultados, Olmert debería sellar alianzas.

Por otra parte, la policía puso en marcha un impresionante dispositivo en todo el territorio por miedo a ataques terroristas. En total, 22.000 policías, apoyados por voluntarios de la guardia civil, trabajarán mañana para garantizar la seguridad en las casi 10.000 oficinas electorales e impedir ataques. El estado de alerta es elevado y, según fuentes de los servicios de seguridad, la policía y el ejército recibieron 16 alertas de posibles ataques que podrían estar preparándose.

Para garantizar la seguridad, el cerco militar aplicado en todos los territorios palestinos, que se traduce en restricciones de la circulación e incluso toques de queda, fue prolongado hasta finales de mes.

En ese marco, tres personas resultaron heridas en la explosión de un coche en la ciudad israelí de Natania. El atentado, de medianas proporciones, no fue perpetrado por alguna milicia palestina, sino que estaba dirigido al cabecilla de una de las mafias más conocidas en Israel.

Dejá tu comentario