Operaciones militares de EEUU en Irak dejan al menos 45 muertos

Mundo

Al menos 45 personas murieron en las últimas horas en enfrentamientos en Bagdad y otras ciudades iraquíes, mientras el gobierno extendió el plazo para la entrega de armas y mantiene contactos con jefes del movimiento chiita que conduce Moqtada Sadr para alcanzar una tregua.

Fuerzas militares estadounidenses realizaron operaciones durante la noche en las que fueron muertas 34 personas, reportó el ejército de ese país.

El comando militar dijo que se trató de "enfrentamientos" en Sadr City, Adamiyah, Kahdamiya y otros sectores, con apoyo de helicópteros.

Otros combates se produjeron en Hilla y Nasiriya, entre otras ciudades, donde voceros de la policía local dijeron que al menos 6 policías y 5 milicianos murieron y otras 16 personas resultaron heridas.

El comandante militar iraquí, Ali Zaidan, informó que en cuatro días de combate en Basora contra grupos armados chiitas fueron muertos 120 "combatientes enemigos" y 450 resultaron heridos.

Fuentes sanitarias en Basora reportadas por la agencia Nina dijeron que son 130 las víctimas mortales y 350 los heridos.

El portavoz del gobierno, Ali Dabbagh, manifestó en declaraciones reportadas por la agencia Aswat al Irak que están en curso "contactos con el movimiento sadrista a través de diversos canales".

Dabbagh dijo que "los grupos parlamentarios están trabajando para hacer cesar el baño de sangre y llevar la legalidad a todas las ciudad iraquíes, incluida Basora", sur de Irak.

El primer ministro iraquí, Nuri al Maliki, extendió el plazo para la entrega de armas por parte de combatientes en Basora al 8 de abril y confirmó que quienes acepten recibirán a cambio dinero.

"Todos aquellos que tengan armas pesadas y semipesadas deben entregarlas y serán recompensados con dinero. Las operaciones comenzarán hoy y terminarán el 8 de abril", sostuvo Maliki, quien se encuentra en Basora.

El parlamento iraquí tiene previstas nuevas reuniones para debatir un mecanismo que permita detener el incremento de la violencia.

Aviones de la coalición bajo mando de Estados Unidos intervinieron por primera vez desde el inicio de los combates en Basora y bombardearon posiciones de milicianos chiitas en la noche del jueves al viernes, dijo un portavoz militar británico.

En tanto, una fosa común con restos de al menos 37 personas fue descubierta por fuerzas iraquíes y estadounidenses en una zona ubicada al norte de la ciudad de Moqdadiya, reportó el comando militar norteamericano en Bagdad.

Los cuerpos, que presentan un estado avanzado de descomposición, fueron arrojados a la fosa común hace entre dos y ocho meses, según estimaciones, y la mayoría presentaba signos de tortura.

Dejá tu comentario