Otro exabrupto de Berlusconi

Mundo

El premier italiano, Silvio Berlusconi, volvió a arremeter contra la magistratura y la Corte Constitucional, sosteniendo que quieren derribar su gobierno porque, a su juicio, la izquierda no logró derrotar al ejecutivo de un "super premier, fuerte, duro y con huevos".

En un extenso discurso ante el congreso del Partido Popular Europeo (PPE) en Bonn (Alemania), y en presencia de la canciller Angela Merkel y numerosos líderes conservadores europeos, Berlusconi denunció que "la soberanía en Italia ha pasado del Parlamento al partido de los jueces".

"En Italia se registra un hecho particular de transición al que debemos poner remedio: la soberanía, dice la Constitución, pertenece al pueblo", y el Parlamento "hace las leyes", pero si éstas "no les gustan al partido de los jueces de izquierda, éste se apela a la Corte Constitucional", que abroga la norma.

Entre los quince magistrados de la alta corte, agregó, "once son de izquierda, de los cuales cinco lo son porque fueron nombrados por el Presidente de la República y nosotros tuvimos la desgracia de tener cinco presidentes de izquierda", por lo que "un organismo de garantía como la Corte Constitucional se ha transformado en órgano político".

Berlusconi se refería a la ley que suspendía los procesos contra los cuatro más altos cargos del Estado, entre los cuales el de jefe de gobierno, recientemente declarada anticonstitucional por la alta corte: "así ahora puede recomenzar la caza al hombre contra el primer ministro!", exclamó.

"En Italia se creó este partido de los jueces porque la izquierda está desbandada y no logra derrotarnos con la política, por lo que ahora intenta hacerlo con los procesos.

Pero nosotros tenemos una gran mayoría que obrará para cambiar esta situación, también a través de una reforma de la Constitución", dijo el premier.

Berlusconi subrayó que "Italia es la tercera economía europea, tiene una mayoría fuerte y unida, un gobierno muy operativo y un premier super, que disponía del 60% de aprobación luego de la solución del problema de la basura y llegó al 68% después del terremoto".

"Desgraciadamente, existe una izquierda que me ha atacado inventando calumnias de todo tipo, que sin embargo han servido sólo a reforzarme, porque la gente dice '¡mamma mia! ¿dónde vamos a encontrar uno fuerte, duro y con huevos como Berlusconi?", dijo el premier italiano.

Las palabras de Berlusconi en Bonn causaron un inmediato revuelo en Italia, donde el presidente de la República, Giorgio Napolitano, emitió un comunicado oficial en el que expresó su "profundo pesar y preocupación" por lo que definió un "violento ataque contra instituciones fundamentales de garantía deseadas por la Constitución italiana".

Incluso el presidente de la Cámara de Diputados, Gianfranco Fini -cofundador junto a Berlusconi del Pueblo de la Libertad (PdL), el partido oficialista- dijo que "las palabras de Berlusconi, según las cuales la Corte Constitucional sería un órgano político, no pueden ser compartidas".

"Espero que el premier tenga la oportunidad de precisar mejor su pensamiento a los delegados del congreso del PPE, para no crear una peligrosa confusión sobre lo que está pasando en Italia", dijo Fini, pero Berlusconi, interrogado sobre este pedido de aclaración respondió bruscamente que "no hay nada que aclarar: es sólo que me he cansado de la hipocresías, eso es todo".

Pero, como es habitual en sus discursos, Berlusconi concluyó su aparición en el congreso del PPE contando un chiste, que dijo haber escuchado "anoche, en un programa de una televisión privada", para subrayar la existencia de una amplia libertad de expresión en su país.

"Hay un avión en el que están viajando Obama, Berlusconi, el Papa y un asistente de éste. El avión se estropea y los pilotos dicen que hay que tirarse en paracaídas, pero hay sólo cinco.

Los pilotos se quedan con dos de ellos y le dicen a los pasajeros que quedan tres, y que se arreglen.

Obama se apodera del primero, dice 'soy el hombre mas poderoso del mundo' y salta; Berlusconi, ya saben como es él, dice 'soy el hombre más listo de Europa' y se queda con el segundo y salta.

Entonces el Papa dice a su asistente 'Yo soy el Papa pero tu eres joven: toma tu el último paracaídas.

A lo que el joven responde: 'No se preocupe, Santo Padre, aquí sobra uno, porque el hombre más listo de Europa acaba de saltar con mi mochila".

Dejá tu comentario