Pakistán admitió que los atentados en Bombay fueron en parte planeados en su territorio

Mundo

Pakistán admitió por primera vez que los atentados perpetrados en noviembre en la ciudad india de Bombay fueron planeados parcialmente en territorio paquistaní, tal como sostuvo el gobierno de Nueva Delhi.

Además, el Ministerio de Interior paquistaní también informó que uno de los cerebros de los ataques en Bombay que causaron al menos 173 muertos, actuó desde España y fue capturado por fuerzas de Islambad.

"Ya se abrió una causa penal contra los sospechosos, muchos de los cuales están bajo custodia de la policía", informó Rehman Malik, un funcionario de alto rango del Ministerio del Interior en Islamabad.

Malik dijo ante la prensa que los terroristas viajaron a bordo de un pesquero desde el puerto de Karachi, en el sur de Pakistán, a aguas territoriales indias, donde utilizaron un bote inflable para llegar a Bombay.

"El bote se encuentra ahora en nuestro poder", reveló el funcionario paquistaní.

En tanto, el individuo apresado en España, indicó Malik, se llama Javed Iqbal y estaba engargado de de coordinar la comunicación por Internet entre los atacantes que actuaron en Bombay y sus instructores en Pakistán.

"Vivía en Barcelona. No me pregunten cómo lo traje aquí, pero fue traído a Pakistán. Fue arrestado y ahora se encuentra con nosotros", añadió el vocero.

A su vez, el funcionario aseguró que Iqbal "dio algunos nombres más" y que Islambad solicitó al gobierno español la detención de esas personas.

Inicialmente, Pakistán había negado cualquier implicación en los atentados, pero más tarde admitió que el único atacante que fue capturado vivo, y que se encuentra detenido en la India, tiene la nacionalidad paquistaní.

Según Malik, el líder de la organización extremista Lashkar-i- Taiba, Zaikur Rehman Lakhvi, fue identificado como el autor intelectual de los ataques que sucedieron entre el 26 y el 29 de noviembre, cuando hombres armados atacaron a tiros distintos puntos de Bombay y se amotinaron en dos hoteles de lujo y en una institución judía ortodoxa.

Dejá tu comentario