Mundo

Pánico y terror en Múnich: tiroteo en un shopping dejó nueve muertos

La ciudad alemana de Múnich se vio golpeada por un brutal atentado que dejó un saldo de por lo menos diez muertos y 21 heridos.

Según informó la Policía local, al parecer un solo atacante abrió fuego indiscriminadamente en horas de la tarde delante de un restaurante de comidas rápidas en uno de los mayores centros comerciales de la ciudad, ubicado cerca del Estadio Olímpico.

El autor del tiroteo es un joven germano-iraní de 18 años, cuyas motivaciones hasta el momento siguen "totalmente no dilucidadas", indicó el jefe de la policía local. "El autor es un germano-iraní de 18 años de Múnich", que no era conocido por los servicios de policía, y vivía desde hace "mucho tiempo" en la capital bávara, declaró Hubertus AndrTM en conferencia de prensa.

"Las motivaciones siguen estando totalmente no dilucidadas", añadió. Indicó que el autor gritó algo en el momento de pasar al acto pero la investigación aún no ha permitido saber qué exactamente.

La Policía señaló en un primer momento que por lo menos tres hombres se habían dado a la fuga e iban pertrechados con "armas largas" y puso en marcha un amplio operativo de búsqueda, al que se sumaron tropas de élite llegadas de otros puntos del país. Horas después, la Policía encontró a un kilómetro del lugar del tiroteo el cadáver de un hombre que se habría suicidado y del que sospecha que fue el único autor de la matanza.

• Ciudad bajo el pánico

Tras el tiroteo se sucedieron escenas de pánico en la capital de Baviera. La Policía declaró la ciudad en "estado agudo de terror" y llamó a la población a través de un sistema de alerta por teléfono móvil a no salir de sus casas.

El transporte público fue suspendido así como el tráfico ferroviario. La estación central de trenes fue evacuada. Médicos y enfermeras fueron llamados a asumir turnos adicionales en los hospitales. Aún se desconocen los motivos del ataque. La Policía dijo no tener indicios de motivación islamista.

También se especuló con que podría ser obra de radicales de derecha después de que circulase en Internet un video con una pelea a gritos entre un presunto agresor y un vecino en el que el primero afirmaba que era alemán y que había nacido en Múnich. 

Tras el atentado en el centro comercial cercano al Parque Olímpoico de la ciudad trascendieron versiones de un tiroteo en una plaza del centro de la ciudad. La Policía desplegó un gran operativo en el lugar después de que muchas personas corrieran en la zona presas del pánico, pero luego aseguró que se trató de una falsa alarma.

• Un local de comidas rápidas, el inicio de la matanza

El tiroteo comenzó en un restaurante de comidas rápidas en el centro comercial Olympia. Testigos relataron cómo un hombre vestido de negro y con una mochila roja al hombre sacó un arma y comenzó a disparar. El centro comercial se encuentra enclavado en un área residencial y está a dos estaciones de metro del Estadio Olímpico de la ciudad. Tiene 135 locales comerciales y es uno de los mayores centros de compras de Múnich.

Facebook activó en horas de la tarde el "Safety Check" a través del cual los usuarios pueden dar señales de que se encuentran a salvo. Asimismo, habitantes de la ciudad emplearon en Twitter el hashtag #OffeneTür (Puertas abiertas) para ofrecer o recibir refugio en la ciudad.

Alemania es sacudida por segunda vez en pocos días por un acto de terror. El lunes, un refugiado afgano de 17 años atacó con hacha y cuchillo a pasajeros en un tren regional al grito de "Alá es grande" dejando un saldo de cuatro heridos graves. El joven fue abatido por la Policía.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario