Pegó duro en mercados el temor al colapso del gigante Evergrande

Mundo

Esa eventualidad podría tener consecuencias severas para China, la segunda economía del mundo. Fuertes caídas en Asia, EE.UU. y Europa. ¿Son pertinentes las comparaciones con el caso de Lehman?

Hong Kong, Londres y Nueva York - De Asia a Estados Unidos y Europa, pasando por las bolsa de países emergentes y las materias primas, los mercados mundiales registraron ayer el temor a que la posible quiebra del gigante chino de la construcción y el sector inmobiliario Evergrande provoque una crisis en la segunda economía del mundo con repercusiones globales.

Paul Nolte, gestor de carteras de Kingsview Investment Management en Chicago, dijo que el temor es que los problemas de Evergrande puedan dar lugar al “’momento Lehman’ de China”, en referencia al colapso del banco de inversión estadounidense Lehman Brothers que en 2008 desató una grave crisis financiera global. La mayoría de los analistas cree que los problemas de Evergrande están más restringidos a China, por lo que desestiman esa posibilidad, aunque turbulencias de importancia en la segunda economía mundial también podrían tener un efecto internacional severo.

El índice Hang Seng de la Bolsa de Hong Kong, donde cotiza Evergrande, sufrió una brusca caída del 3,3%, en tanto que el índice Asia Dow lo hizo en 0,98%, producto de que Tokio y Shanghái lograron resistir el vendaval.

Los títulos de la empresa china cayeron ayer hasta 19% en Hong Kong y acumulan una depreciación de casi el 90% en el año.

Evergrande ha estado intentando recaudar fondos para pagar a sus prestamistas, proveedores e inversores (ver nota aparte). Los reguladores chinos advirtieron que sus pasivos de 305.000 millones de dólares podrían generar riesgos más amplios para el sistema financiero si no se estabilizan.

Nueva York

También atento a las decisiones que podría tomar entre hoy y mañana la Reserva Federal, Wall Street acusó el impacto del temor a un default de Evergrande y el índice Dow Jones recortó pérdidas sobre el cierre para perder 1,78% y finalizar a 33.970,47 puntos. Se trató de la peor jornada en diez meses en ese mercado.

“Varios factores precipitan una liquidación” de posiciones, resumió Patrick O’Hare de Briefing.com, quien citó en particular la situación de Evergrande y la tensión en torno al aumento del tope de endeudamiento de Estados Unidos.

Evergrande mantiene más de 1,4 millones de viviendas sin finalizar y que no puede entregar a sus propietarios.

“Evergrande debe pagar intereses esta semana y hay fuertes posibilidades de que no pueda hacerlo”, dijo Chris Low, economista jefe de FHN Financial. Las acciones de otros promotores inmobiliarios también cayeron y los inversores temen un contagio hacia todo el sector.

En tanto, los rendimientos de los bonos del Tesoro de los Estados Unidos a diez años cayeron a 1,3226% en paralelo a la búsqueda de los inversores de un refugio y la suba de sus precios.

El oro, otro refugio de valor, puso fin a cuatro ruedas en baja y subió 0,7% en los contratos a diciembre para cerrar a 1.763,8 dólares por onza.

En Europa, la Bolsa de Londres cedió 0,86%, la de Fráncfort 2,31% y la de París 1,74%.

El impacto también se sintió en el mercado de granos, tema sensible para países exportadores como la Argentina, que tienen en China su principal comprador.

Los contratos de soja para noviembre cayeron 1,67% hasta 463,89 dólares por tonelada en Chicago, a la vez que los de enero de 2022 lo hicieron en 1,64% hasta 467,29 dólares. El maíz retrocedió por tercera rueda consecutiva y culminó a 205,40 dólares.

Asimismo, los precios de las criptomonedas se hundieron y el bitcoin cayó a 42.453,97 dólares, su nivel más bajo desde el 7 de agosto, antes de recortar pérdidas para negociarse con una caída del 7,4% a 43.745 dólares.

Dejá tu comentario