Pekín se blinda contra las sanciones

Mundo

Pekín - China aprobó ayer una ley contra las sanciones extranjeras, en un intento de Pekín de protegerse de la creciente presión de Estados Unidos y la Unión Europea por su política comercial y de derechos humanos.

Pekín acusó a Estados Unidos de “aplastar” a compañías chinas y expresó amenazas veladas en respuesta a la decisión del presidente Joe Biden de ampliar, la semana pasada, una lista negra de compañías en las que los estadounidenses tienen prohibido invertir.

La ley china incluye contramedidas como “rechazar visados, denegar la entrada, la deportación y sellar, incautar y congelar propiedades de individuos o empresas que adhieran a las sanciones extranjeras contra empresas u oficiales chinos”, según el texto publicado por el Comité permanente del Congreso Nacional Popular, el máximo órgano legislativo del país.

El nuevo texto también permite que los tribunales sancionen a empresas que cumplan con aquellas leyes extranjeras que atenten contra intereses nacionales, lo que pone en peligro a las multinacionales que se adapten a las sanciones estadounidenses.

Además, estipula que las empresas o personas en China no necesitan someterse a las restricciones extranjeras.

“La ley busca salvaguardar firmemente la soberana dignidad y los intereses fundamentales del país y se opone a la hegemonía de Occidente y la política de fuerza”, declaró el portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores, Wang Wenbing.

Dejá tu comentario