Rebrote de coronavirus: Pekín congela la actividad comercial y vuelve a confinarse

Mundo

La capital de China confinó varias zonas y suspendió clases y actividades comerciales y se anularon más de 1.000 vuelos por la aparición de nuevos casos de Covid-19.

Un brusco rebrote del coronavirus en Pekín frenó en seco el retorno a la actividad económica en la capital de China y afectó duramente a bares, restaurantes y actividades deportivas.

Tras descubrirse la semana pasada un foco de infección en el mayor mercado de la ciudad, la municipalidad confinó varias zonas residenciales, instó a las empresas a autorizar el teletrabajo y pidió a los habitantes que no abandonen Pekín.

https://twitter.com/AsiaNews_FR/status/1273253072320385024

El "reconfinamiento" provocó este miércoles el cierre de escuelas, y los dos aeropuertos internacionales anularon más de mil vuelos -un 65% del total diario- según la aplicación Variflight.

El miércoles que Pekín registró 31 nuevos casos de coronavirus en las últimas 24 horas, una cifra que se ha mantenido estable por cuarto día consecutivo.

https://twitter.com/Finanzas_Times/status/1273235950152364033

Apenas recuperados de largas semanas de cierre tras la explosión de la epidemia de coronavirus en la capital china a principios de año, bares, restaurantes y comercios deben volver a cerrar e imponer restricciones a los clientes: toma de temperatura, limitación de personas por cada mesa, etc.

La sala de deportes Break Fitness, en el barrio de Fengtai de Pekín, cerró sus puertas el viernes para someter a test a su personal.

En otros lugares de la ciudad, los bares del popular barrio de diversión de Sanlitun recibieron el martes por la noche la orden de "cerrar su actividad".

Además, la municipalidad exhortó a evitar las "comidas de grupo" que no sean esenciales.

Preston Thomas, copropietario del restaurante gastronómico The View 3912, debió cerrar dos meses durante lo más alto de la epidemia, y su establecimiento "sigue convaleciente", explica a la agencia AFP

"Tenemos 40 miembros del personal, y el alquiler que pagar" dice Thomas. "Estamos preocupados pero vamos a tratar de permanecer abiertos el mayor tiempo posible"

La fuente del rebrote de coronavirus, que dejó ya más de 130 enfermos en Pekín, no es conocida. Pero el descubrimiento en el mercado de Xinfadi en tablas para cortar salmón alimenta las sospechas en torno al pescado.

Con el cierre del mercado de Xinfadi, que normalmente suministra el 70% de las verduras consumidas en Pekin, las autoridades y empresas tratan de garantizar el suministro de la capital china.

El gigante del comercio en línea JD.com dice haber aumentado sus compras de carne, frutas y verduras, y tener así un volumen "tres veces más importante" que de costumbre.

La provincia de Hebei, que rodea a Pekín, pidió a varios cantones agrícolas que vendieran y suministraran en prioridad a la capital, según la agencia de prensa China Nueva.

Los habitantes de Pekín son por su parte cada vez más reticentes en acudir a tiendas físicas, por miedo de contagiarse el coronavirus.

La muy popular aplicación móvil de suministro Meituan registró un "alza significativa" de pedidos de clientes que piden se les traiga directamente a sus casas productos frescos.

Dejá tu comentario