Perú extiende el estado de emergencia por coronavirus hasta marzo de 2022

Mundo

Perú extendió hasta marzo de 2022 el estado de emergencia sanitaria en un intento por frenar el avance de los contagios con nuevas variantes del coronavirus y para estar preparados ante la inminente llegada de una probable tercera ola.

Así lo anunció en las últimas horas el ministro de Salud, Hernando Cevallos, quien vaticinó que la última semana de septiembre llegará la tercera ola de contagios.

El Gobierno destinó 3.000 millones de soles (más de $ 70.000 millones) para afrontar una probable nueva ola del virus, que según proyectan las autoridades, causará 67.300 fallecidos, en un escenario conservador, y 115.000, en el peor de los casos.

Actualmente la tasa de muertes es de 5.983,3 por cada millón, la más alta del mundo, según datos de la agencia de noticias AFP en base a fuentes oficiales. El balance se disparó en Perú el 31 de mayo cuando el Gobierno corrigió la cifra, que pasó de 69.000 a 180.000 fallecidos.

Ante este panorama preocupante, las autoridades además extendieron hoy la suspensión de vuelos provenientes desde Sudáfrica, Brasil e India.

La medida, que regirá hasta el 31 de agosto y podría extenderse, busca "evitar posibles contagios masivos con diversas variantes que circulan en estos países", según una norma publicada en la gaceta oficial.

La prórroga coincide con el incremento en el país de contagios con la variante Delta, detectada inicialmente en India.

El primero de estos casos se reportó en Perú el 9 de junio en Arequipa, 1.000 kilómetros al sureste de Lima, y ahora suman 76 casos en todo el país.

Perú restringió los vuelos desde Sudáfrica en diciembre, desde Brasil en enero y los provenientes de India en mayo y fue prorrogando la medida cada 15 días.

Con 33 millones de habitantes, Perú registra más de 2,1 millones de contagios y más de 197.000 muertos desde que la pandemia irrumpió en el país en marzo de 2020.

Los vacunados, en tanto, son cerca de 6,6 millones con pauta completa y 9 millones con la primera dosis. La meta es llegar a 25 millones de personas de una población de 32,5 millones.

Dejá tu comentario