Pese a la crisis, Francia asume gastos del G-20

Mundo

The Sun, diario del grupo Murdoch, hurga en el bolsillo de los líderes del G-20 en la cumbre sobre los destinos de la zona euro. Suites de hotel a precios estelares: un tormento que se repite en cada cumbre y asamblea general de la ONU, sobre todo en tiempos de crisis.

Esta vez, en la pasarela de los líderes derrochadores el premier británico, David Cameron, según The Sun, aparece como el más frugal quizá porque hace un año les impartió a los súbditos de la reina una austeridad a base de sangre, sudor y lágrimas.
El premier britanico se hospedó en el hotel Marriott a un costo de 1.680 libras esterlinas (unos 2.500 dólares) la noche.

Comparten el hotel con Cameron el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, la australiana Julia Guillard, el turco Recep Erdogan, el indonesio Susilo Bambang Yudhoyono y el sudafricano Jacob Zuma.

Solo, en el hotel Gray d'Albion está el chino Hu Jintao, a 16.000 dólares diarios y 32 más para el desayuno.

Mientras, el presidente francés Nicolas Sarkozy, como dueño de casa, tiene la cuenta más abultada: la suite presidencial del Majestic cotiza 52.000 dólares la noche, tres veces el precio de la suite más pequeña del mismo hotel donde se instalaron la canciller alemana, Angela Merkel, y el presidente ruso, Dmitri Medvedev.

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, eligió el hotel Grace Kelly: la Grace Kelly suite vale 48.000 dólares y tiene una vista majestuosa sobre el Mediterráneo.

Comparten el hotel con Obama la presidenta brasileña Dilma Roussseff, el indio Manmonhan Singh y el premier italiano Silvio Berlusconi, a 40.000 de los billetes estadounidenses la noche.

Pero no teman los contribuyentes de país alguno, advierte malicioso The Sun, ya que un vocero del municipio de Cannes informó que Francia, como país anfitrión, afrontará todos los gastos inmediatos, que incluyan alimentos y bebidas, consumidas por los jefes de Estado. Toda una gentileza.

En cambio, los países del G-20 deberán cubrir el costo de las delegaciones.

Según el incisivo periódico británico, el costo de haber albergado la cumbre le podría significar a Francia casi 1.600 millones de dólares, incluida la seguridad, entre espías antiterroristas en el cielo, 12.000 policías en las calles, francotiradores y fragatas de última generación y hasta barreminas en el mar, cerca de la paradisíaca costa.

Dejá tu comentario