Primer contacto oficial Irán-EE.UU. en 27 años

Mundo

Bagdad (EFE, AFP, Reuters) - Irán y EE.UU. celebraron ayer su primera reunión directa desde 1980, cuando rompieron relaciones diplomáticas, y ambos consideraron que la misma, destinada a hablar exclusivamente de Irak, fue positiva, pese a las discrepancias expuestas.

Así lo declararon los jefes de las delegaciones estadounidense e iraní en la cita: el embajador de EE.UU. en Bagdad, Ryan Crocker, y su colega iraní, Hasan Kazem, tras mantener tres sesiones de conversaciones que duraron alrededor de cuatro horas.

Por el momento, pueden apreciarse al menos dos resultados tangibles: la probable repetición de una reunión similar -según Crocker, a sugerencia de Irán- y la formación de una comisión tripartita de seguridad que ayude a Irak a reforzar sus organismos de defensa, según dijo el enviado iraní.

Esto no impidió que el embajador de EE.UU. volviera a recriminar a Irán su apoyo a diversos grupos insurgentes en el país y que su colega iraní respondiera que las fuerzas estadounidenses han adiestrado insuficientemente a la nueva policía y ejército iraquíes.

Crocker, en su breve rueda de prensa, subrayó que no se han conseguido grandes avances, pero dijo que la reunión fue «positiva», y ello pese a que «los iraníes no respondieron a una gran parte de las cuestiones relacionadas con el encuentro».

El diplomático estadounidense insistió en que «no hubo otras discusiones que la seguridad en Irak», excluyendo que se haya tratado el polémico programa nuclear iraní u otros temas.

Además, en la reunión no se trató una hipotética retirada de las tropas de EE.UU., que invadieron Irak en marzo de 2003 y que ya han sufrido más de 3.400 bajas.

  • Franqueza

    Kazem, por su parte, dijo que «abordamos los asuntos de una manera muy franca y clara» y en un ambiente positivo. Asimismo, aseguró que ambas partes «coincidieron en adoptar una postura común de respaldo al gobierno iraquí», y que «en estas circunstancias actuales tenemos un idéntico punto de vista en lo que se refiere al problema de seguridad (en Irak)».

    Adelantó que «la reunión es el primer paso de una serie de negociaciones entre ambos países, especialmente después de que el gobierno iraquí ha pedido que continúen, y nosotros tenemos una tendencia positiva al respecto».

    El diálogo iranoestadounidense coincidió ayer con una oleada de ataques que dejó 36 muertos y 88 heridos, además del hallazgo de doce cadáveres en Bagdad, informaron fuentes policiales.

    El más mortífero de los atentados,perpetrado con un coche bomba en un mercado de la plaza Al-Jilani del centro de la capital, acabó con la vida de 24 personas e hirió a otras 68.

  • Destrucción

    La explosión causó daños materiales en la mezquita Jeque Abdulqader Al-Kailani, una de las más frecuentadas por los árabes sunitas de Irak, y destruyó 16 coches privados y seis motos que estaban en el lugar.

    Una hora después de este ataque, cuatro civiles fallecieron y otros diez resultaron heridospor el estallido de un artefacto explosivo cerca del restorán Al Ghadir, en la zona de Bab al-Muazam, también en Bagdad.

    Asimismo, una persona perdió la vida y otras tres están heridas por la explosión de un coche bomba que estaba estacionado en el barrio de Karrada, afirmaron las fuentes.

    Los policías iraquíes no se salvaron de la violencia que azotó la capital, ya que tres de ellos murieron y otros siete resultaron heridos en una emboscada tendida por un grupo de hombres armados en un barrio del centro de Bagdad.

    En la provincia de Salahedin, al norte de la capital, supuestos insurgentes mataron a cuatro guardaespaldas de Hamad Saleh al-Hasan, jefe del denominado Consejo de Salvación de la provincia, formado para luchar contra los rebeldes en la zona.

    Además, la policía halló un total de 12 cadáveres de personas asesinadas a tiros en la zona industrial de Awiriy, en el sur de Bagdad. Los cuerpos, todos de identidad desconocida, tenían las manos y los pies atados y los ojos vendados.
  • Dejá tu comentario