Prisión para suizo que seducía y extorsionaba millonarias

Mundo

El suizo Helg Sgarbi, que sedujo y extorsionó entre otras a la mujer más rica de Alemania, Susanne Klatten, fue sometido a proceso en Munich y condenado, en apenas unas pocas horas, a seis años de reclusión.

Sgarbi, de 44 años, se presentó en la sala vistiendo un elegante traje oscuro y se mostró impasible durante la audiencia, salvo para disculparse publicamente con las cuatro mujeres que cayeron en su trampa.

La lectura de la confesión fue encargada a su abogado, Egon Geig, quien evitó así a Sgarbi la pena máxima de 15 años y a su víctima más ilustre, Susanne Klatten, de 46 años, la humillación de tener que aparecer en público para contar la historia de amor y dinero.

Fue Klatten, la heredera de la familia Quandt, propietaria de la casa automovilística BMW, quien denunció a Sgarbi, acusándolo de haber despojado a las mujeres de un total de 9,4 millones de euros, 7 de los cuales pertenecen a su patrimonio.

Sgarbi fue detenido en Austria el 14 de enero de 2008 cuando operaba en una organización especializada en extorsiones en perjuicio de señoras alemanas ricas, que dirigía el italiano Ernano Barretta.

La dinámica de la operación era sencilla: Sgarbi se vinculaba con las mujeres, con quienes mantenía relaciones amorosas, mientras Barretta era el encargado de realizar las filmaciones de las relaciones íntimas.

Los videos eran luego utilizados para extorsionar a las víctimas.

Dejá tu comentario