Derrumbe dramático en las economías europeas

Mundo

Bruselas - La producción industrial registró en abril un derrumbe del 25,3% interanual en Alemania, el mayor desde 1991, en tanto que en Italia se espera una caída de hasta el 13% de su Producto Bruto Interno (PBI) para este año y en España una del 15,1%.

“Son perspectivas profundamente aleccionadoras, con una crisis que probablemente dejará cicatrices duraderas y planteará gigantes desafíos globales”, dijo la vicepresidenta de Crecimiento Equitativo del BM, Ceyla Pazarbasioglu, en relación con los efectos de la pandemia de Covid-19.

La producción industrial alemana se desplomó en abril un 17,9% con respecto al mes anterior y un 25,3% frente a abril de 2019 por el impacto del coronavirus, lo que constituyó la mayor caída en casi treinta años, informó la Oficina Federal de Estadística (Destatis).

En marzo, cuando se generalizaron en muchos países restricciones a la movilidad y la actividad económica para combatir la pandemia, la producción de la industria ya había sufrido un descenso del 8,5% con respecto a febrero y del 11,3% frente al mismo mes del año pasado. El impacto fue especialmente fuerte en la industria automotriz, puesto que los datos oficiales indican que su producción disminuyó en abril un 74,6% respecto de marzo.

“El punto más bajo de la crisis coyuntural se ha alcanzado. Con el relajamiento escalonado de las restricciones y el regreso a la producción de la industria automovilística, la recuperación económica se pondrá en camino”, aseguró un comunicado del Ministerio de Economía.

Por su parte, el Instituto Nacional de Estadística de Italia (Istat) aseguró que prevé una caída de la economía del 8,3% en 2020, aunque estimó una recuperación del 4,6% para el año próximo, en el marco de un “impacto profundo” y un “shock sin precedentes” del PBI.

La estimación del organismo estadístico se produce días después de que el premier italiano, Giuseppe Conte, reconociera que a causa de la crisis del coronavirus la economía italiana podría retroceder 20 años y llevar el producto a niveles de 2000.

En esa misma línea, el Banco Central italiano calculó la caída de la economía entre un 9% y un 13% para este año.

En tanto, el Banco de España anunció que prevé una caída del PBI del 15,1% este año en el denominado escenario de riesgo, descenso que sería del 9% en el de recuperación temprana y del 11,6% en un tercero más gradual.

Estas proyecciones para la economía española marcan el impacto de la paralización de la actividad por la pandemia de coronavirus.

Asimismo, el banco central español sitúa la tasa de desempleo para este año en el 18,1%, en el escenario más benigno, para elevarla al 19,6% en el intermedio y al 23,6% en el de riesgo.

En cuanto a la deuda, las proyecciones señalan a niveles muy elevados: el 114,5% del PBI para este año en el mejor escenario y el 119,3% en el intermedio tras haber cerrado 2019 en el 95,5%.

También señaló que, tras un mes de abril en el que, según los indicadores, se ha producido una parálisis “prácticamente total en algunos sectores”, el PBI se contraerá en el segundo trimestre alrededor de un 16% en el escenario más benigno y un 21,8% en el de recuperación gradual.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario