Rajoy confirmó que será candidato y buscará la reelección

Mundo

Madrid - El presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, elevó ayer al 2,9% la previsión del crecimiento económico en 2015 y confirmó que se presentará a la reelección en los comicios de fin de año.

El dirigente del Partido Popular (PP), que accedió a La Moncloa en diciembre de 2011 tras ganar las elecciones con mayoría absoluta, confirmó que se presentará a la reelección.

"Sí, sí, yo quiero ser el candidato, y confíen en mí, les irá bien", respondió a preguntas de periodistas durante un desayuno informativo.

Así, despejó las dudas sobre sus intenciones de presentarse, algo que, afirmó, hará con independencia de los resultados de las elecciones locales del 24 de mayo, para las que las encuestas otorgan un retroceso al PP.

Las encuestas vaticinan un resultado muy apretado para las elecciones legislativas entre el PP, Podemos (la agrupación surgida del movimiento de los indignados), el Partido Socialista (PSOE) y la nueva formación de centro-derecha Ciudadanos (ver nota aparte).

Ese escenario implica que el PP perdió la mitad de su intención de voto en los últimos cuatro años, aunque ello no minó la decisión de Rajoy de volver a competir en las urnas, según se comprobó ayer.

El crecimiento económico del 2,9% supone cinco décimas más que la última estimación oficial, y supera también el pronóstico revisado al alza del 2,5% del Fondo Monetario Internacional (FMI). Rajoy anticipó también que la previsión de crecimiento para 2016 será "de ese mismo tenor".

Empleo

El jefe de Gobierno conservador aseguró que este año se crearán medio millón de empleos, aunque los analistas descuentan que España convivirá todavía varios años con una alta tasa de desocupación, que actualmente alcanza al 23% de la población activa, esto es 5,4 millones de damnificados directos.

Para que las previsiones se cumplan "e incluso mejoren", señaló, su Gobierno seguirá manteniendo el "impulso reformista". El FMI dejó en claro recientemente que el sendero de reducción del desempleo será difícil para España, por lo que animó a sus autoridades a seguir flexibilizando ese mercado.

En ese sentido, adelantó que para la próxima legislatura "el gran objetivo nacional" es llegar a 20 millones de personas ocupadas.

Los sindicatos consideraron que la previsión de crecimiento del 2,9% no garantiza que se traduzca en más y mejor empleo. En cambio, a juicio de Rajoy, la crisis ha quedado atrás y ahora existe la "oportunidad real de entrar en un largo período de crecimiento y bienestar para los españoles".

Ajuste

Para intentar cumplir con las metas de reducción del déficit fiscal demandadas por la Unión Europea, el Gobierno del Partido Popular recortó en los últimos años los gastos en salud y educación, aumentó los impuestos y recortó los salarios en el Estado, lo que deprimió la economía y, sumado a varios escándalos de corrupción en el oficialismo, derrumbó la imagen del Gobierno.


Con todo, Rajoy aseguró ayer que en estos años en España se mantuvo el Estado del bienestar, algo que "no existe en ninguna otra parte del mundo".

Según Rajoy, la incertidumbre sobre la situación de Grecia y la "inestabilidad política" en España son hoy los "enemigos" de la recuperación económica en su país.

"Yo veo en este momento como enemigos de la recuperación en España la inestabilidad política, ese es un enemigo posible de la recuperación, y luego Grecia".

El jefe del Gobierno español recordó que Grecia, a cambio de la financiación europea, debe mantener sus compromisos (reducción de déficit y deuda públicos, reformas estructurales).

"En el último año, las cosas no iban mal, luego cambió el Gobierno; el nuevo Gobierno tomó la decisión de decir que ellos no aceptan nada de lo que pudieran decir la Comisión (Europea), el Banco Central Europeo y el Fondo Monetario Internacional", dijo. Pero "esos tres eran los que le prestaban, entonces si no aceptan nada pues corren el serio riesgo de que no les financien", añadió.

Dejá tu comentario