Cambio climático: restaurante en Reino Unido incorporó huella de carbono en menú

Mundo

A la hora de comer, no todo es lo que parece. Los clientes en The Canteen ahora pueden consumir y pensar qué tan bueno para el medio ambiente es cada plato.

Un restaurante de Bristol, en Reino Unido, decidió incluir la huella de carbono de cada uno de sus platos ante el acelerado cambio climático a nivel mundial. De esta manera, se apuesta al cuidado del medio ambiente y el consumo responsable por parte de sus clientes.

Desde finales de julio, el local The Canteen vegetariano optó por comenzar a informar a sus consumidores del impacto medioambiental de los alimentos que eligen en el menú. En tanto, el objetivo es "ver lo que estamos haciendo, entender y mejorar", explicó su dueño, Liam Stock.

Sin embargo, la medida no convence a todos.

Huella de carbono.jpg

Alimentos según la huella de carbono

  • Una hamburguesa, tres kilos de carbono
  • Las pakoras -verduras fritas en una harina de garbanzos- de zanahoria y betabel con una salsa de yogur solo emiten 16 gramos de dióxido de carbono
  • Las berenjas con salsa de miso y harissa -una salsa magrebí- acompañadas de tabulé y tostadas con especias suman 675 gramos de dióxido de carbono

"Comer una hamburguesa producida en Reino Unido puede generar hasta 3,050 kg de equivalente carbono", dice The Canteen en su menú, precisando que es "10 veces la cantidad de su alternativa vegana".

Es una diferencia "enorme", admite un comensal, aunque afirma que va al restaurante para disfrutar y no conocer ni las calorías ni la huella de carbono de lo que come.

"Pero si pudiera tener esas informaciones en el supermercado, si cambiaría más mis maneras de consumo", asegura.

Huerta en casa vegetales.jpg

Dieta basada en alimentos de origen vegetal

El cambio, en este caso, es una de las formas más efectivas para reducir la huella de carbono, afirmaron en abril los expertos del Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático de la ONU (IPCC).

Aún está por ver si las personas dejarán que esto influya en sus pedidos, pero la innovación del menú avivó el interés y el apoyo, señala Stock, el dueño del lugar.

"En Inglaterra si eres un restaurante de una gran cadena, la ley obliga a que indiques las calorías [en el menú]", explica. "Pero mucha gente dice que está más interesada en [conocer la huella de] carbono", añade.

Para Laura Hellwig, directora de campañas de la organización benéfica vegana británica Viva!, el dato medioambiental debería ser obligatorio.

"Estamos en una situación de emergencia climática y los consumidores tienen que poder elegir con conocimiento de causa", afirma esta activista de 30 años.

Dejá tu comentario