Seis miembros del nuevo gobierno británico admiten haber fumado marihuana

Mundo

Por si no fuera suficiente con que la ministra británica del Interior, Jacqui Smith, hubiera confesado haber fumado marihuana, ahora otros cinco ministros y un secretario de Estado del recién estrenado Gobierno de Gordon Brown han reconocido haber tenido sus más y sus menos con esta droga.

Estas confesiones llegan un día después de que el jefe de Gobierno anunciase una revisión a la baja de la clasificación de los estupefacientes, una vieja iniciativa de David Blunkett, uno de sus predecesores de Smith.

Entre los nuevos confesos se encuentran el secretario de Estado Vernon Coaker, responsable de políticas de droga, y el nuevo ministro de Economía, Alistair Darling, sucesor y vecino de Brown en el número 11 de Downing Street.

Darling, seguidor de Pink Floyd y Leonard Cohen, ha asegurado haber consumido marihuana "ocasionalmente en su juventud", mientras que un aún más indefinido Coaker, compañero de Smith en el Ministerio del Interior, asegura que su historia con el cannabis ocurrió en el pasado.

Por su parte, el secretario de Estado de Seguridad Tony McNulty reconoció haber fumado cannabis "una o dos veces en la Universidad" y se mostró convencido, en declaraciones a la BBC, de que muchos universitarios de aquella época tuvieron "al menos contacto" con esa droga.

También en su época universitaria lo consumió "una o dos veces, y nunca más", el segundo de Darling al frente del Ministerio de Economía, Andy Burham.

Y la cosa no queda ahí: lo mismo han hecho los portavoces de la ministra de Transportes, Ruth Kelly, y del titular de Negocio y Empresas, John Hutton.

Estos seis políticos no sólo suman sus "valentías" a la de la ministra Smith, ya que previamente otros dos miembros del Ejecutivo, la titular para las Comunidades, Hazel Blears, y la secretaria de Estado de Vivienda, Yvette Cooper, ya habían admitido que habían fumado cannabis en el pasado.

Un portavoz de Brown en un encuentro rutinario con los medios de comunicación aseguró que "el primer ministro está bastante tranquilo con esta situación".

"No hay ninguna consigna del número 10 (de Downing Street) en un sentido o en otro. El Primer Ministro cree que es un asunto de los ministros el decidir cómo responder a las preguntas", comentó.

Según el portavoz de Brown, el jefe del Ejecutivo británico no tiene "ningún problema" con la confesión de Smith, hecha esta mañana en un programa de televisión de la cadena privada ITV.

Ante la pregunta de si ella había probado el cannabis, Smith dijo: "Sí lo he hecho. Lo hice cuando fui a la Universidad. No lo he vuelto hacer durante los últimos 25 años".

"Una de las cosas que nos critican a los políticos es que muchas veces no sabemos de lo que estamos hablando. Espero que las experiencias de mi vida me hayan hecho entender lo que ahora tengo que abordar...", añadió la titular de Interior.

Dejá tu comentario