Revelan una carta del Papa Francisco donde agradece asistencia católica a los pacientes del SIDA

Mundo

El Pontífice agradeció la investigación de Michael J. O'Loughlin -que pronto saldrá publicada- sobre el trabajo de caridad con enfermos de SIDA. "Gracias por iluminar las vidas y dar testimonio de los muchos sacerdotes, religiosas y laicos", escribió.

El papa Francisco envió una carta al periodista Michael J. O'Loughlin para agradecerle una investigación que se publicará en los próximos días sobre las respuestas católicas a la crisis del SIDA en los Estados Unidos durante las décadas de 1980 y 1990.

El corresponsal en EEUU de una agencia de noticias católicas (American Magazine, la revista Jesuita de Fe y Cultura) le envió meses atrás al Papa una copia anticipada del libro que contiene la investigación, junto con una carta que resume su trabajo. “En la carta le expliqué que quería que él supiera estas historias porque ellos habían sido llamados por el Papa Francisco a hacer obras de misericordia, viviendo en el 'hospital de campaña', como él dice, décadas antes de que hubiera un Papa Francisco”, comentó O'Loughlin, según reprodujo el New York Times. "Pensé que agradecería conocer algunas de estas historias", agregó.

Una de esas historias es sobre Carol Baltosiewich, una monja católica que pasó 10 años cuidando a hombres y jóvenes que morían de SIDA. “La primera vez que hablé con ella, en 2016, me aterrorizó decirle que soy gay”, confesó el escritor al recordar los diálogos. “Personas como Baltosiewich persistieron en medio de la hostilidad frecuente de los líderes de la iglesia hacia los homosexuales y los estigmas más amplios de la época”, añadió.

HIdden Mercy Libro.jpg

El libro se titula “Misericordia Oculta, el SIDA, los católicos y las historias no contadas de compasión ante el miedo” y se publicará el 30 de noviembre. En una reciente nota de opinión publicada en el NYT O'Loughlin remarcó que una encuesta de 1987 reveló que el 43% de los estadounidenses estaban de acuerdo con la afirmación: "El SIDA podría ser el castigo de Dios por el comportamiento sexual inmoral".

En esa línea, el autor replicó: “Yo mismo, católico, había interiorizado durante mucho tiempo que ser honesto acerca de mi orientación sexual podía ser peligroso. Personas L.G.B.T. han sido despedidas de sus trabajos en organizaciones católicas. Algunos grupos católicos que apoyan a L.G.B.T. han sido excluidos de las parroquias. Así que incluso alguien como Baltosiewich, que ha amado y servido a innumerables hombres homosexuales, podría sentirse arriesgada”.

La respuesta del Papa a su libro llegó por una carta fechada el 17 de agosto, que O'Loughlin hizo pública en las últimas horas. “Gracias por iluminar las vidas y dar testimonio de los muchos sacerdotes, religiosas y laicos que optaron por acompañar, apoyar y ayudar a sus hermanos y hermanas que estaban enfermos de VIH y SIDA en gran riesgo para su profesión y reputación”, escribió el Papa.

El libro de O’Loughlin explora la importancia de conocer la historia para comprender la propia identidad, un tema que el Papa Francisco también tocó en su última exhortación apostólica Fratelli Tutti.

Francisco admitió en su carta de respuesta la primera reacción de asombro que tuvo con las palabras de O'Loughlin. “Cuando terminé de leer tu carta, me llamó la atención espontáneamente aquello por lo que un día seremos juzgados: ‘Porque tuve hambre y me diste de comer, tuve sed y me diste de beber, forastero y me acogiste, desnudo y me vestiste, enfermo y me cuidaste, en la cárcel y me visitaste’”.

Papa Francisco
El papa Francisco.

El papa Francisco.

En ese marco, el Sumo Pontífice destacó que “en lugar de indiferencia, alienación e incluso condenación, estas personas se dejaron mover por la misericordia del Padre y dejaron que se convirtiera en obra de su propia vida; una misericordia discreta, silenciosa y oculta, pero aún capaz de sustentar y restaurar la vida y la historia de cada uno de nosotros”.

En el libro O'Loughlin relata y aporta pruebas sobre la resistencia que existió en esas décadas a dar asistencia a los pacientes con SIDA y que provino de dentro de la propia Iglesia. El libro descubre archivos documentales y contienen más de 100 entrevistas. “La iglesia tiene una historia realmente complicada cuando se trata de VIH y el SIDA", dijo O'Loughlin en una reciente entrevista en el podcast estadounidense Inside the Vatican.

“Había personas a las que describo en el libro que estaban haciendo un trabajo realmente increíble, pero también había líderes católicos que eran bastante hostiles a la comunidad gay en un momento en que realmente estaba bajo asedio. Entonces, para que el Papa reconociera ese difícil legado, me sorprendió esa franqueza. Pero sí creo que es parte del papado de Francisco lidiar realmente con nuestra historia y no tenerle miedo”, remarcó.

Dejá tu comentario