Tragedia en San Pablo: aseguran que podría haber "unos 200 muertos"

Mundo

"Unos 200 muertos" causó hoy el accidente de un avión Airbus 320 de la compañía brasileña TAM en el aeropuerto brasileño de Congonhas, San Pablo, según estimó el coronel del cuerpo de Bomberos local Manuel Antonio Da Silva Araujo.

Por su parte, el gobernador del estado de San Pablo, Jose Serra, dijo que el personal de rescate le informó que era imposible que existan sobrevivientes entre las 176 personas que iban a bordo de un avión.

La tragedia, que amenaza con convertirse en el peor desastre aéreo de la historia de Brasil, ocurrió esta tarde cuando la aeronave derrapó durante maniobras de aterrizaje, atravesó una concurrida avenida y se estrelló contra un depósito de combustible.

El impacto causó un incendio de grandes dimensiones que los bomberos tenían prácticamente controlado esta noche.

El jefe de bomberos le dijo al alcalde de la ciudad, Gilberto Kassab: "Tenemos 200 muertos ahí", según consignaron medios locales.

El siniestro, sobre cuyo origen aún no hay precisiones -pero fuentes locales lo atribuyen a un supuesto mal estado del aeropuerto- ocurrió con el vuelo 3054, que había partido desde la sureña Porto Alegre a las 17.16 locales.

Informes preliminares recopilados sobre la base de testimonios de socorristas, bomberos, testigos y autoridades aeroportuarias hablan de al menos tres cadáveres calcinados y no menos de diez heridos, tres de ellos en gravísimo estado en hospitales locales.

Oficialmente aún no hay un reporte oficial de muertos, pero la magnitud del incendio y los daños que sufrió la aeronave al colisionar contra el depósito de combustible presagian que la tragedia es de gran envergadura.

La aerolínea TAM confirmó que a bordo de la aeronave viajaban 175 personas, entre ellas un diputado federal, cuya suerte es aún desconocida para las autoridades.

Según las primeras investigaciones, el avión se salió de la pista en la maniobra del aterrizaje, presuntamente complicado por la pista mojada por la lluvia, y atravesó la avenida Washington Luís, que quedó interrumpida a su circulación habitual de automóviles.

En su derrotero descontrolado, el avión impactó a al menos un automóvil Gol, perteneciente a la compañía TAM, según confirmó su chofer -quien milagrosamente salvó la vida- al sitio de internet del diario Folha de Sao Paulo.

La TV local especuló con que la tragedia pudo haberse debido a que una parte de la pista de aterrizaje, recientemente inaugurada, tenía irregularidades en el tramo final de la cinta asfáltica.

En el edificio contra el que impactó la aeronave, según la misma fuente, se encontraban trabajando unas 20 personas, y al menos seis de ellas fueron rescatadas con vida aunque con heridas de consideración.

Los heridos fueron trasladados al Hospital do Jabaquara, en la zona sur de la ciudad, y a otros cuatro establecimientos asistenciales puestos en alerta para recibir a víctimas del accidente, en tanto que los bomberos enviaron al lugar 43 unidades para contener las llamas.

El presidente de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, suspendió todas sus actividades previstas para mañana y convocó de urgencia a sus ministros de Defensa, Waldir Píre; de la Casa Civil, Dilma Rousseff; de Comunicación, Franklin Martins, y de Relaciones Institucionales, Walfrido dos Mares Guia, para analizar la crisis.

Lula también resolvió que el comandante de la Fuerza Aérea local, Juniti Saito, se traslade de inmediato hacia el lugar del accidente, desde SÆo José dos Campos, a 91 kilómetros de distancia, donde se encontraba.

El presidente brasileño recibió esta noche la solidaridad de su par de Argentina, Néstor Kirchner, informó la secretaría de Comunicación Social.

Entre los pasajeros del avión accidentado estaba el diputado federal Julio Redecker, del Partido de la Socialdemocracia Brasileña y oriundo de Rio Grande do Sul, según confirmaron sus colaboradores en Brasilia.

Los familiares de los pasajeros del avión comenzaron a llegar a primera hora de la noche al aeropuerto Salgado Filho, de Porto Alegre, en busca de información.

TAM anunció que no divulgará los nombres de los pasajeros hasta tanto no haya tomado contacto primero con sus familiares.

Las operaciones de despegue y aterrizaje en Congonhas están interrumpidas y los vuelos son redireccionados para Cumbica y Viracopos, en la región de Campinas.

El aeropuerto de Congonhas es habitualmente utilizado para vuelos de cabotaje y había sido recientemente remodelado.

Dejá tu comentario