18 de septiembre 2020 - 00:01

La sombra de la violencia sexual complica de nuevo a Trump, a 45 días de la elección presidencial

El caso data de 1997 y tiene como presunta víctima a una exmodelo. Se suma a varias acusaciones anteriores.

MEMORIA. La exmodelo Amy Dorris coincidió con Donald Trump en el Abierto de tenis de los Estados Unidos de 1997, ocasión en la que afirma haber sufrido una agresión sexual del entonces empresario.
MEMORIA. La exmodelo Amy Dorris coincidió con Donald Trump en el Abierto de tenis de los Estados Unidos de 1997, ocasión en la que afirma haber sufrido una agresión sexual del entonces empresario.

Washington - Una exmodelo acusó ayer al presidente estadounidense, Donald Trump, de haberla agredido sexualmente durante el US Open de tenis en 1997.

Amy Dorris contó al diario británico The Guardian que el multimillonario republicano la besó y la manoseó sin su consentimiento, unas acusaciones desmentidas por los abogados del mandatario en el mismo periódico, a un mes y medio de la elección en la que este se jugará la reelección frente al demócrata Joseph Biden.

Según Dorris, Trump, que era entonces un promotor inmobiliario y una celebridad de Nueva York, la agredió el 5 de septiembre de 1997 frente a los baños de su palco en el abierto de tenis de los Estados Unidos.

Relato

“Me metió la lengua en la garganta mientras lo rechazaba. Entonces me apretó más, puso sus manos sobre mi trasero, mis pechos, mi espalda, todo”, dijo Dorris, añadiendo que le había pedido a Trump que se detuviera.

Este, que tenía 51 años en aquel momento, ignoró su rechazo, precisó. “Estaba atrapada por su abrazo, no podía salir”, manifestó la mujer.

Dorris, que tenía 24 años en el momento de los presuntos hechos, dice que tuvo “náuseas” y que se sintió “ultrajada”.

El presidente estadounidense ha sido acusado de agresión o acoso sexual por más de una decena de mujeres, entre ellas una editorialista, E. Jean Carroll, que lo acusa de haberla violado a mediados de los años 90. Trump niega todas esas acusaciones.

En el caso de E. Jean Carroll, desmintió la denuncia alegando que no era “su tipo de mujer”.

Justo antes de las elecciones de 2016 se publicó un video de 2005 en el que el exmagnate inmobiliario se jactaba de poder tomar a las mujeres por sus genitales gracias a su notoriedad.

Tropiezo

El caso le pone más ruido a una campaña en problemas. Si bien el jefe de la Casa Blanca redujo a 5,8 puntos porcentuales la ventaja de Biden en el promedio de encuestas nacionales que realiza el sirio Real Clear Politics y a 3,7 puntos la que se registra en los estados considerados clave, no logra tomar la iniciativa.

Según el último sondeo de Reuters/Ipsos, el presidenciable demócrata lo supera por 9 puntos porcentuales.

Dicha encuesta de intención de voto, realizada del 11 al 15 de septiembre, mostró que el 50% de los probables votantes dijo que respaldaría a Biden, mientras que el 41% se decantó por Trump. Otro 3% dijo que apoyaría a un candidato de un tercer partido y el resto se declaró indeciso.

La encuesta, que tiene un margen de error de 4 puntos porcentuales, sugiere que Biden tiene una ventaja para asegurarse el voto popular en las elecciones del 3 de noviembre. Aun así, el 9% de los posibles votantes están indecisos o aún no han apoyado a ninguno de los candidatos de los partidos principales. Su decisión en las próximas semanas podría determinar quién gana.

Imponerse en el voto popular nacional no significa necesariamente llegar a la Casa Blanca, ya que la carrera se decide por el sistema de Colegio Electoral estado por estado. Trump se impuso allí en 2016 a pesar de haber obtenido menos votos.

Dejá tu comentario

Te puede interesar