"Trump vive en una realidad diferente", advierte Kamala Harris sobre el racismo en EEUU

Mundo

La candidata demócrata a la vicepresidencia calificó de "poco razonable" negar el racismo sistémico en las instituciones del país y pidió acusar penalmente al policía que baleó a Jacob Blake.

La candidata a la vicepresidencia de Estados Unidos por el Partido Demócrata para las elecciones de noviembre, Kamala Harris, acusó el domingo al presidente Donald Trump de vivir en una "realidad diferente" debido a su negación continua al racismo sistémico en el país.

Trump y su ministro de Justicia, William Barr, "pasan todo el tiempo inmersos en una realidad diferente", acusó Harris, senadora por California (oeste) y mestiza de origen jamaicano e indio, durante una entrevista con la cadena CNN.

"La realidad de Estados Unidos hoy es lo que vimos durante generaciones y, francamente, desde nuestros inicios, y es que tenemos dos sistemas de justicia en Estados Unidos", puntualizó.

https://twitter.com/KamalaHarris/status/1302665774201528324

Kamala Harris habló dos días después de que la Casa Blanca revelara que Trump había ordenado a las agencias federales que dejaran de financiar sesiones de capacitación contra el racismo porque, en opinión del republicano, equivalen a "propaganda divisoria y antiestadounidense" y sugieren que Estados Unidos es "inherentemente racista".

"No creo que la mayoría de las personas razonables, que están prestando atención a los hechos, pongan en discusión que existen disparidades raciales y un sistema que se involucró en el racismo en términos de cómo se aplicaron las leyes", dijo la compañera de fórmula de Joe Biden.

Golpeado por su gestión del coronavirus y sin los buenos indicadores económicos de respaldo, Trump decidió basar su campaña a la reelección en el lema "ley y orden" para apelar a su base mayoritariamente blanca y obrera en medio de las tensiones raciales por varios casos de brutalidad policial contra negros desarmados.

Las protestas antirracistas en las principales ciudades de Estados Unidos estallaron en mayo después de que George Floyd fuera asesinado por un policía blanco durante un arresto en Minneapolis y volvieron a cobrar fuerza hace dos semanas con el caso de Jacob Blake, quien recibió siete balazos en la espalda frente a sus hijos en Kenosha, Wisconsin.

Al respecto, Kamala Harris sostuvo este domingo que "hay bases" para acusar al policía que disparó contra Blake, quien quedó paralítico.

"No tengo todos los hechos, pero sobre lo que vi, hay bases para presentar las acusaciones", afirmó.

El oficial Rusten Sheskey, quien abrió fuego, y los otros agentes que participaron del intento de arresto fueron puestos en licencia administrativa en espera del resultado de una investigación por parte del Departamento de Justicia de Wisconsin. Ninguno de ellos fue acusado.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario