El Vaticano defiende su pacto con China de las críticas de Estados Unidos

Mundo

Se trata del acuerdo que permite al papa Francisco decidir los nombramientos de obispos chinos.

Funcionarios del Vaticano defendieron su intención de renovar un acuerdo con China que le da al Papa a última palabra sobre el nombramiento de obispos chinos, luego de un llamado público muy inusual del secretario de Estado norteamericano, Mike Pompeo, para que lo abandone.

En una serie de tuits y un editorial en una revista católica conservadora de Estados Unidos publicados el sábado, Pompeo dijo que el Vaticano no debería renovar el acuerdo, que se firmó hace dos años y vence el próximo mes.

"El Vaticano pone en peligro su autoridad moral si renueva el trato", tuiteó Pompeo, quien visitará Roma a fines de este mes.

Tres altos funcionarios de la Santa Sede que hablaron con la agencia Reuters bajo condición de anonimato dijeron que la Iglesia católica estaba desconcertada por los comentarios de la administración de Donald Trump.

El papa Francisco firmó una extensión de dos años del acuerdo con China, que le permite tener la última palabra sobre el nombramiento de obispos en el país y también permite que los católicos chinos lo reconozcan como líder de la Iglesia universal.

Antes del acuerdo, a la Iglesia católica oficial respaldada por el estado en China se le prohibía reconocer la autoridad de Roma, mientras que una Iglesia clandestina y no oficial continuó haciéndolo.

Algunos críticos conservadores del Papa condenaron el acuerdo como una venta al gobierno comunista.

La campaña del presidente Trump, que busca la reelección en noviembre, se basa en su voluntad de adoptar una línea dura con China y también cuenta con el apoyo de los cristianos conservadores que se enfrentaron con Francisco.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario