Ya se compraron 5.700 millones de dosis en el mundo

Mundo

Washington - Aunque ninguna vacuna experimental demostró aún eficacia contra el nuevo coronavirus en ensayos clínicos, ya se han comprado anticipadamente al menos 5.700 millones de dosis en todo el mundo y los primeros encargos han sido adelantados por los Estados Unidos de Donald Trump.

La carrera, que involucra a los países más ricos y a los laboratorios más poderosos, implica un flujo de dinero de miles de millones de dólares y supone el riesgo de que países con menores recursos, como la Argentina y otros de América Latina, África y Asia, deban esperar para hacerse con una solución a la vez sanitaria y económica a la pandemia.

Tres vacunas occidentales y dos chinas están en la fase 3 de experimentación en millares personas y Rusia anunció ayer haber desarrollado la suya, a la que llamó “Sputnik V” y que será administrada al personal médico desde septiembre antes de terminar los ensayos clínicos (ver pág. 16).

Numerosas compañías fueron subvencionadas para lanzar la fabricación en paralelo a los ensayos a fin de que puedan entregar millones de dosis en 2021, o tal vez a partir del último trimestre de este año. La universidad de Oxford, asociada al grupo farmacéutico sueco-británico AstraZeneca, espera recoger resultados desde septiembre; mientras que la biotecnológica Moderna, en alianza con los centros estadounidenses de salud (CNH), planea obtenerlos a fin de año.

Desde el 30 de marzo el gobierno de Trump fue el primero en subvencionar con cientos de millones de dólares a los desarrolladores de vacunas. Johnson & Johnson recibió 500 millones de dólares. Esa empresa afirmó ayer que podría producir mil millones de dosis de su posible vacuna para el próximo y que consideraría probarla con voluntarios sanos si no encuentra suficientes pacientes para los ensayos finales.

La operación estadounidense, llamada “Máxima Velocidad”, apunta a que todos los habitantes puedan ser vacunados desde enero. Hasta ahora, Washington subvencionó con al menos 9.400 millones de dólares a siete desarrolladores de vacunas y firmó con cinco de ellos contratos de abastecimiento por al menos 700 millones de dosis.

Las empresas o alianzas financiadas por Estados Unidos son Johnson & Johnson, Moderna, Oxford/AztraZeneca, Novavax, Pfizer/BioNTech, Sanofi/GSK, Merck Sharp and Dohme. Dos de los desarrolladores, Oxford/AztraZeneca y Sanofi/GSK, firmaron o avanzan en negociaciones con la Comisión Europea para suministrar entre ambos 700 millones de vacunas. La Comisión, órgano ejecutivo de la Unión Europea (UE), señaló que negocia “en forma muy intensa con muchos desarrolladores”.

Ya fuera de la UE, el Reino Unido negocia separadamente y ha encargado 250 millones de dosis a cuatro desarrolladores. Japón, por su parte, se aseguró 400 millones de dosis con tres proveedores; incluyendo 250 millones de la estadounidense Novavax.

Ese fue también el modelo que siguió Brasil. Además de encargar 100 millones de dosis a AstraZeneca, Brasil se asoció a la china Sinovac para fabricar hasta 120 millones de dosis de su “CoronaVac” que está siendo testeada.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario