Fernando Gray: "No me gusta el 'reunionismo' de los intendentes"

Municipios

El jefe comunal de Esteban Echeverría se posiciona hacia dentro del Frente de Todos. Por qué no participa de los encuentros de sus pares y su mirada a futuro. "Axel le tiene que poner más potencia a la gestión", sostiene.

El intendente de Esteban Echeverría y como él mismo se define, “el último presidente del Partido Justicialista de la provincia de Buenos Aires elegido por el voto de los afiliados”, Fernando Gray, emprende hoy una batalla hacia el interior del peronismo con el objetivo de volver a las bases de un movimiento que hoy siente está cooptado por La Cámpora.

Enfocado en todo lo relacionado al desarrollo del municipio que comanda, el jefe comunal no aparece nunca en la foto de unidad que exponen sus pares del Frente de Todos cada vez que se juntan para dar un mensaje hacia la Nación, la Provincia, la Justicia, los medios o de cara a la sociedad.

“No me gusta el ‘reunionismo’. Eso de reunirse por reunirse porque es improductivo. A mí me gustan las cosas que realmente se traducen en hechos y actos concretos fundamentalmente de gestión”, dice Gray en diálogo con Municipios.

Y se explaya: “Saqué la cuenta de que en estos últimos meses ha habido más de treinta reuniones. Si hubiese ido a todas habría perdido casi una semana entre ir, estar y volver de esas reuniones en las que no pasa nada y la verdad que nada de eso se traduce en algo para nuestros vecinos y vecinas”.

Sucede que detrás de los encuentros está presente la figura del actual presidente del PJ bonaerense, Máximo Kirchner. Y las diferencias entre ambos ya fueron expuestas en varias oportunidades por el jefe comunal luego de que el diputado nacional tomara el control del partido a nivel provincial en una acción que hoy continúa su trayecto legal luego de las distintas presentaciones realizadas por el expresidente del partido.

Periodista: ¿Cómo califica el rol de Máximo hoy adentro del PJ bonaerense?

Fernando Gray: Separo la cuestión personal de la cuestión política. Considero que él tiene actitudes. Ya ha demostrado que no es un pibito que juegue a la Play Station. Es más que eso. Ahora, eso no quita que yo no comparto muchas de las cosas que él dice o hace. Más que él, su organización política o la organización política a la que él representa. Ya me he expresado públicamente de que no comparto cómo se comporta a través de La Cámpora. No comparto muchas de las cosas que hacen o dicen. De forma y fondo. Y no estoy de acuerdo con que La Cámpora esté al frente del Partido Justicialista.

P.: ¿Y qué está haciendo en la actualidad para modificar eso?

F.G.: Esa va a ser una discusión que daremos a partir de diciembre del 2023. Y ahí veremos con quién está el ahora y quienes lo acompañan después de diciembre 2023. Esto no es una cuestión personal, es una cuestión política. Y simplemente deseo, y lo digo desde el afecto, que los mismos que hoy lo aplauden, lo sigan acompañando en diciembre del 2023.

P.: Más allá de que no sea personal, ¿se ve yendo a competir por ese lugar?

F.G: Siempre voy a defender a mi partido. Y acá tengo el apoyo de la militancia, la base del peronismo. Y de muchos y muchas bonaerenses que no son siquiera simpatizantes de mi partido. Creo en las instituciones, en que tiene que haber respeto. Creo que no hay que llevarse todo por delante, que tiene que haber diálogo y que tiene que haber consensos. Me siento muy tranquilo en haber dicho hace más de dos años y medio, cuando nuestro gobierno nacional y provincial tenían más del 70 % de aprobación, que si nosotros no replanteamos las actitudes que estaban teniendo algunos y algunas, íbamos a poner en riesgo la elección. Lo dije cuando lo tenía que decir, dónde lo tenía que decir. Y lo sostengo.

P.: En esa línea, no hubo declaraciones suyas en torno al “renunciamiento” de Cristina Fernández de Kirchner. ¿Cree que puede tener un impacto en las elecciones generales como también en las locales?

F.G.: Desde el Frente de Todos hay que cortar con el Edipo a Cristina, ya no le podemos pedir más. Quienes somos dirigentes y administramos territorios importantes tenemos que estar a la altura de las circunstancias y empezar a generar nuestros armados político para conformar un frente potente. Llega un momento en dónde los gobernadores y los dirigentes importantes tienen que empezar a expresar su voz y a opinar sobre los grandes temas del país.

P.: ¿Hay tiempo se trabajar un candidato nacional?

F.G.: Siempre hay tiempo. El FdT depende en gran medida de cómo sigue la situación económica. Acá rescato a Sergio Massa que ha tenido la valentía de afrontar una cartera como la del ministerio de Economía con enormes desafíos, poniendo en juego todo su capital político. Y en base a lo que él haga, y como el país acompañe y se vayan desarrollando las cosas, creo que eso va a ser un parámetro del próximo resultado electoral.

P.: ¿Lo ve como candidato a Massa?

F.G.: Sí, claro. Nuestro frente tiene muchos posibles candidatos y candidatas a nivel presidencial, como también en la provincia de Buenos Aires, pero todavía falta y hacia marzo se va a ir perfilando cuál va a ser nuestra mejor oferta.

P.: Mencionaba que en PBA también hay muchos candidatos. ¿No apoya al gobernador Axel Kicillof para la reelección?

F.G.: Al que mejor veo es a Axel. Pero va a tener que acelerar la gestión. Le tiene que poner más potencia a la gestión provincial.

P.: Y con todo este marco, ¿cree que el peronismo tiene chances de ganar en 2023?

F.G.: El peronismo siempre trasciende a los grandes dirigentes que hemos tenido. Sabemos sobreponernos y lo vamos a hacer seguramente una vez más. Pero eso tiene que ver con nuestra capacidad de liderazgo, de conducción. Tiene que ser serio, coherente, saber generar alternativas, soluciones, propuestas. Tenemos una sociedad distinta, más madura, dónde hay que proponer políticas públicas, políticas de estado, hay que planificar, hay que tener equipos técnicos.

P.: ¿Considera que hoy no hay nada de eso?

F.G.: Lo que digo es que al próximo candidato a presidente o a gobernador de nuestro espacio no le voy a firmar un cheque en blanco. Primero quiero saber qué van a hacer con la salud, con la educación, con la administración de la Justicia. Porque tampoco es momento para improvisaciones. Para que vengan candidatos y después a la hora de gobernar empiecen a ver qué es lo que van a hacer.

gray.jpg

Fernando Gray asumió en Esteban Echeverría en diciembre de 2007. Este es su cuarto mandato. Y, sin duda, vio en estos 15 años un cambio importante en el valor de los jefes comunales. “El rol del intendente ha ido ampliando sus facultades y sus temas, porque no es lo mismo un intendente de hace 20 años atrás, dónde se hacía cargo del alumbrado, barrido y limpieza, que uno hoy que realmente se ocupa de una serie de cosas más importante como la seguridad, dónde si bien no es nuestra jurisdicción pero tenemos centros de monitoreo, tenemos patrulleros municipales, en el caso nuestro tenemos una guardia urbana, donde tenemos monitoreo y control las 24 horas”.

Y explica que “las jurisdicciones nuestras se han ido ampliando notoriamente y no así necesariamente los recursos. Tenemos que hacer con recursos muy limitados gestiones importantes”.

P.: Y el vecino qué devuelve. Porque hoy los dos temas principales de preocupación en el Conurbano, la inflación y la inseguridad, son responsabilidad de la Nación y la Provincia. ¿Se puede gestionar lo local sin perder el reconocimiento?

F.G.: Nosotros estamos muy agradecido de la gestión, porque siempre hemos tenido un acompañamiento muy importante de nuestros vecinos y vecinas que se ha reflejado en los resultados electorales. Hoy hay una agenda de temas económicos vinculados a la inflación, a la necesidad de empleo y a la seguridad, que si bien trabajamos nosotros en la prevención del delito, son temas que son realmente ajenos a nuestro municipio. Preocupaciones que tienen nuestros vecinos que van por encima de nuestras jurisdicciones y de las facultades, pero bueno hemos gobernado siendo oficialismo y siendo oposición Y tenemos el desafío de seguir adelante generando soluciones, así que estamos focalizados en el día a día.

P.: ¿Le preocupa que pueda volver a ganar Juntos?

F.G.: Lo que me preocupa realmente es que por momentos el frente electoral nuestro presenta altibajos, por momentos está alineado y por momentos se desordena. En el otro extremo hay una alianza en la que se pelean, se disputan lugar en pares y se denuncian entre ellos públicamente. Y en el medio hay más de 40 millones de argentinos. Los que me preocupan son ellos, que quieren realmente representantes que estén a la altura de las circunstancias.

Dejá tu comentario