Alerta en provincias: elevan controles para evitar marcha atrás como la de Córdoba

Nacional

Gobernadores e intendentes suman nuevas restricciones al ingreso de ciudadanos de otros distritos, potencian los protocolos para residentes o desaconsejan desplazamientos a enclaves con contagios.

La marcha atrás de la flexibilización de la cuarentena en la capital cordobesa por el aumento de casos de coronavirus disparó señales de alerta entre gobernadores e intendentes, que transitan sus propios procesos de apertura en medio de llamados a respetar las medidas sanitarias, de una profundización de los controles y de la restricción del movimiento entre jurisdicciones para mantener el status quo y evitar contagios foráneos.

El más gráfico fue el mandatario de La Pampa, el peronista Sergio Ziliotto. “No quiero ser Córdoba, que tuvo que volver atrás”, dijo, a la hora de pedir “ser estrictos” en materia del ingreso de personas a la provincia y de la autorización de nuevas actividades. “No debe ser simpático para un gobierno y para la sociedad tener que volver atrás”, enfatizó.

En rigor, el retroceso a la fase 3 del aislamiento obligatorio en la ciudad de Córdoba no es un caso aislado, aunque sí de importancia por tratarse de la segunda del país en cantidad de habitantes.

Precisamente, en la primera de ese ránking, la ciudad de Buenos Aires, pende aún una definición: Horacio Rodríguez Larreta decidirá en las próximas horas si retomará algunas restricciones tras la suba de casos de los últimos días (suma ya más de 3.300, con foco en barrios vulnerables), y tras desmenuzar el impacto de la flexibilización de actividades de la semana pasada.

En tanto, otras localidades ya dieron marcha atrás en algunas de las medidas concedidas, frente a la confirmación de nuevos casos de Covid-19 o a incumplimientos de la ciudadanía. El lote incluye, entre otras, a las bonaerenses Chascomús (en aperturas y caminatas saludables, tras 3 nuevos casos y 5 en total), Baradero (volvió a la fase 1 por 3 casos) y Castelli (en salidas recreativas y profesiones liberales, pero sin casos aún); a la rionegrina Ingeniero Jacobacci y a la chubutense Gastre.

El coronavirus dibuja un mapa de contrastes: en contraposición, Jujuy, La Pampa, San Luis, Santa Cruz y Chubut acumulan ya más de 15 días sin nuevos casos y se suman a Formosa y Catamarca, donde el virus nunca se manifestó.No obstante, desde esos distritos emanó una advertencia, como en el caso del jujeño Gerardo Morales y el neuquino Omar Gutiérrez: no les temblará el pulso para definir una marcha atrás en la liberación de actividades si detectan un incumplimiento de los protocolos sanitarios por parte de la ciudadanía.

Controles estrictos

En la capital cordobesa hoy retomaron los controles estrictos de seguridad en los principales ingresos y lugares céntricos, luego del retorno a la fase 3 hasta al menos el 24 de mayo, tras la confirmación de 55 casos en 72 horas.

“Esta medida es incómoda, pero necesaria; este virus es invisible, pero muy contagioso y peligroso, y la prioridad es la salud de los cordobeses”, enfatizó ayer el gobernador Juan Schiaretti. Volvió así a cambiar la fisonomía de calles y avenidas, que habían recuperado movimiento con la apertura de comercios, iglesias y atención de profesiones liberales desde el 11 de mayo, lo mismo que caminatas recreativas los fines de semana.

En paralelo, la delicada situación epidemiológica que mostró desde el inicio de la pandemia Chaco llevó a las autoridades de la vecina Santiago del Estero a cerrar en las últimas horas el ingreso a ese distrito, a través del puesto caminero en Rio Muerto y también por Pampa de los Guanacos. La decisión se adoptó después de que se confirmaran seis casos positivos de coronavirus en Salavina, de pacientes provenientes de Buenos Aires.

“Atento a la cantidad de casos en el mismo lugar y como forma preventiva, acabo de disponer el aislamiento total por el tiempo que sea necesario de esa localidad del Departamento Salavina. Para cumplir ese cometido están desplazándose fuerzas de seguridad especiales, que realizarán el cierre de ingresos y egresos de la misma, y colaborarán con los equipos de salud que se han dispuesto, para realizar un control y testeo general de esa población”, expresó en un comunicado el gobierno de Gerardo Zamora.

La cantidad de casos positivos y de fallecidos en la Ciudad de Buenos Aires también encendió el alerta en la provincia de Santa Fe, que decidió que todas las personas que ingresen al distrito deberán cumplir cuarentena de 14 días, especialmente aquellas provenientes de CABA o del Conurbano bonaerense.

La decisión podría generar consecuencias en cuanto al abastecimiento de mercaderías y otros insumos, debido a que desde varias empresas ya anticiparon que no estarían dispuestos a aceptar la medida. “Si queremos sostener los números que tenemos hasta ahora debemos hacer ésto”, dijo la secretaria de Salud provincial, Sonia Martorano. En tanto, las autoridades de Rosario recomendaron a sus ciudadanos evitar, en lo posible, los viajes hacia el AMBA para disminuir las chances de contagios.

En sintonía, y sin nuevos casos confirmados, el gobernador de San Luis, Alberto Rodríguez Saá, anunciará mañana un nuevo protocolo sanitario para los camioneros residentes en la provincia que deben entrar y salir con cargas. “Tenemos que mejorar las condiciones no para los que están encapsulados y pasan por la provincia sino para aquellos que, siendo residentes, salen y vuelven con cargas”, dijo. E insistió en la necesidad de que “estos camioneros hagan la cuarentena” y sostuvo que se establecerá si lo hacen en los centros de transferencia de cargas, ya sea en el Autódromo “Rosendo Hernández”, en la Zona de Actividades Logísticas, el Aeropuerto Valle del Conlara o la Terminal de Ómnibus de Buena Esperanza, en su casa familiar o en un hotel.

“Vamos a tratar esta situación y la vamos a ajustar; sabemos que nuestra debilidad es también el corredor bioceánico que une a provincias como San Juan, Mendoza y Córdoba, y por eso traeremos soluciones”, prometió Rodríguez Saá.

Asimismo, la provincia de San Juan confirmó que por el momento no darán marcha atrás a nivel general con la flexibilización ni con las caminatas habilitadas en las últimas horas, luego de que los departamentos de Caucete, 9 de Julio, Valle Fértil, 25 de Mayo, Iglesia y Rawson decidieran suspender esas habilitaciones por la aparición del cuarto caso de coronavirus (una médica que violó la cuarentena y no cumplió con los protocolos). La noticia causó preocupación en el distrito administrado por Sergio Uñac quien hoy, a través del secretario de Seguridad, Carlos Munisaga, aclaró que pese a que no se dará marcha atrás en toda la provincia, la situación puede cambiar de un momento a otro.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario