Reestructuración: Entre Ríos activa reuniones con acreedores

Nacional

Avanza el proceso de reestructuración de deuda provincial por 500 millones de dólares encarado por el Gobierno del peronista Gustavo Bordet. Buscan "un alivio financiero para 2020 y 2021, reducir las tasas de interés e incidir en los vencimientos del capital", explican.

En el marco del proceso de reestructuración de su deuda pública en moneda extranjera , el Gobierno de Entre Ríos desarrollará esta semana reuniones con los tenedores de los títulos internacionales de la provincia.

El diálogo -destacaron desde la gestión del justicialista Gustavo Bordet- se produce en concordancia con la estrategia desarrollada por la administración de Alberto Fernández, que selló la reestructuración del 99% de su deuda con acreedores internacionales.

En el transcurso de las últimas semanas, el banco HSBC, que oficia como asesor financiero y reestructurador de la provincia, estableció contacto con los tenedores de los bonos entrerrianos. “Esta semana mantendremos una nutrida agenda de reuniones para exponer la situación de la provincia en busca del alivio necesario”, aseguró el ministro de Economía, Hugo Ballay.

El titular de la cartera de Hacienda remarcó que “el diálogo con los acreedores se desarrollará de acuerdo a los plazos establecidos por la legislación vigente para este tipo de operaciones”. Ademas dijo que la semana pasada se publicó el Análisis de Sostenibilidad de la Deuda (DSA), en el cual “se busca explicar y dimensionar la situación económica de la provincia y enmarcar las discusiones con sus acreedores para tener un proceso transparente y ordenado que nos permita llegar a un acuerdo con el objetivo de aliviar las finanzas provinciales”.

Ballay resaltó que “Entre Ríos se vio muy afectada por la quita unilateral de fondos coparticipables en agosto de 2019 por parte del gobierno nacional de aquel entonces". "Esto agravó decididamente un cuadro económico y financiero que ya era complejo dada la caída sostenida de la economía del país en los últimos años, y volvió a sufrir un duro impacto con el advenimiento de la pandemia que está causando una crisis económica en todo el mundo”, dijo.

“En ese contexto, y al igual que lo hicieron otras provincias argentinas, decidimos empezar el diálogo con los titulares de los bonos de la provincia, siguiendo los lineamientos que llevó adelante Nación para la renegociación de su deuda. Apuntamos con este proceso darle sustentabilidad a nuestra deuda pública y un significativo alivio a la situación financiera para priorizar las inversiones que necesitamos en materia de infraestructura, producción y desarrollo en la pospandemia”, explicó.

El ministro precisó que Entre Ríos emitió en 2017 un título por 500 millones de dólares, y que ya se pagaron intereses desde agosto de 2017 a febrero de este año. El vencimiento del capital está previsto para 2023, 2024 y 2025.

En esa línea, dijo que el objetivo de la provincia con la reestructuración “se centra principalmente en tres puntos: conseguir un alivio financiero para este golpeado 2020 y 2021, reducir las tasas de interés, e incidir en los vencimientos del capital para que se produzcan en una mayor cantidad de tiempo y que su impacto sea menor para la provincia".

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario