Kicillof lanzó ambicioso plan de vivienda para frenar tomas ilegales

Nacional

La propuesta se conoce a horas de que venza la prórroga concedida por la Justicia para la relocalización de las familias que usurpan terrenos en Guernica.

La tensión generalizada por el aumento de tomas ilegales de tierras aceleró la puesta en marcha en la provincia de un plan integral de vivienda y acceso a la tierra, que se traducirá en una inversión de 190.000 millones de pesos en los próximos tres años.

El anuncio se realizóen La Plata, en medio de las gestiones contra reloj para relocalizar a las 2.500 familias instaladas en el predio de Guernica, partido de Presidente Perón, a horas del vencimiento este jueves de la prórroga concedida por la Justicia para que la Provincia efectivice el desalojo.

En ese sentido, Axel Kicillof sostuvo que la necesidad de vivienda “no significa que se pueda avanzar sobre los derechos de los demás” y subrayó que tomar tierras “no es la solución”. Y reconoció que "la pandemia puso a la vista de todo el mundo el problema del acceso a la vivienda".

Para ello, el gobernador lanzó el Plan Bonaerense de Suelo, Vivienda y Hábitat que, tal como anticipó Ámbito días atrás, contempla la construcción de 33.600 nuevas viviendas, la reactivación de otras 9.738 que estaban paralizadas por unos $ 9.880 millones y la generación de 85.353 lotes con servicios por $ 10.120 millones. Además prevé 507 proyectos de urbanización en barrios populares por $ 33.222 millones; mejoras habitacionales y de hábitat por $ 11.509 millones y a través del Procrear 6.213 viviendas y 5.846 lotes por $ 39.776 millones.

El ambicioso plan crea también la Unidad Provincial de Tierra y Vivienda conformada por representantes de todos los ministerios para agilizar las políticas habitacionales con todos los sectores involucrados y establecer desde ahí urgencias y prioridades.

“Hoy ponemos en marcha un proceso de solución a un problema que lleva décadas. El problema habitacional no se va a solucionar en los próximos meses, pero hay que empezar a hacerlo en forma paulatina, porque el acceso a la vivienda es una parte constitutiva y permanente de la historia de la provincia”, graficó Kicillof, secundado por la vicegobernadora Verónica Magario, la ministra de Desarrollo Territorial y Hábitat de la Nación, María Eugenia Bielsa; la titular de la Anses, Fernanda Raverta; y la ministra de Gobierno bonaerense, Teresa García.

Precisamente García, bajo cuya órbita quedará la nueva unidad de gestión centralizada, se refirió a la toma de tierras en Guernica y dijo que “se espera llegar bien al jueves con la relocalización de todas las familias. La idea es que vuelvan a sus municipios en lotes con servicios”. Y enfatizó que “hay familias de Guernica, que son las que tienen prioridad en la relocalización”.

En medio de estas gestiones, organizaciones de derechos humanos pidieron al juez Martín Rizzo que “no se aplique” la orden de desalojo de las tierras ocupadas y que “se encuentre una solución real y de fondo” a la problemática habitacional de esas familias.

En agosto, Kicillof y Bielsa firmaron la adhesión al Plan Nacional de Suelo Urbano y al Plan Federal Argentina Construye Solidaria.

El Plan Nacional de Suelo Urbano busca vincular la política de tierras con el desarrollo para construir ciudades más compactas, equitativas y accesibles.

En tanto, el plan federal Argentina Construye y Argentina Construye Solidaria consiste en la construcción de más 20.000 viviendas que estaban paralizadas.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario