Larga fila de camiones bloquea paso entre Mendoza y San Luis

Nacional

Es porque un temporal de nieve obligó a cerrar el cruce de alta montaña hacia Chile. Quejas de uno y otra lado por demoras en controles sanitarios.

Decenas de camiones de carga con destino a Chile se encontraban varados esta noche en la zona de Desaguadero, en el límite entre San Luis y Mendoza, debido a un fuerte temporal de viento y nieve en la cordillera, que obligó a las autoridades de ambos países a interrumpir la circulación a través de la frontera en medio, además, de una delicada situación por la pandemia por coronavirus.

La larga fila de camiones en ese paso interprovincial sumaba caos el movimiento restringido en esa zona desde hace tres meses, producto de la cuarentena y de la diferencia de casos positivos entre Mendoza y San Luis, que forzó un endurecimiento de los controles por parte del gobierno de Alberto Rodríguez Saá para evitar el crecimiento del número de enfermos en su distrito. Por caso, Mendoza acumula 89 infectados y 9 muertos, mientras que San Luis registra 11 infectados y ningún fallecido.

“No podemos dejar pasar a ningún camión de carga internacional porque no pueden llegar al paso Cristo Redentor debido al temporal de nieve”, explicó esta noche a Ámbito un oficial policial apostado en ese puesto de control mendocino. Y agregó: “Sólo pueden pasar los camiones de carga nacional, pero tienen que tener un poco de paciencia hasta que podamos acomodar a las unidades que van hacia Chile”.

Esta noche, además, el gobernador Rodríguez Saá confió en que la situación se relajará una vez que Mendoza pueda ordenar la entrada de camiones. “Hasta tanto, va a haber un ‘ruido’ ahí”, señaló el mandatario.

Si bien el blindaje de las fronteras propias permite a muchas provincias preservarse del aumento de casos, lo cierto es que los rigurosos trámites para atravesar los puestos de control pueden demorar hasta dos horas. En el caso de estas dos provincias -que además comparten el flujo vehicular del corredor bioceánico-, quienes entren o salgan de San Luis, por ejemplo, deben transitar de forma “encapsulada”, con custodia policial de punta a punta de la ruta 7. Al llegar o salir de Mendoza, en tanto, autoridades sanitarias controlan la fiebre y chequean con minuciosidad quirúrgica el papeleo de excepciones a la cuarentena.

El problema del movimiento de cargas llevó al gobierno de San Luis a establecer en las últimas horas un nuevo protocolo, por caso, para los camioneros que residen en la provincia pero que realizan viajes fuera del distrito. Todos ellos deberán cumplir cuarentena al regreso de cada viaje.

Los inconvenientes con el sector de transportes de carga motivó la queja en los últimos días de la Federación Argentina de Entidades Empresarias del Autotransporte de Cargas (FADEEAC), que denunció que “diferentes provincias y municipios del país implementaron un método de fajas en la puerta de los camiones del transporte de cargas para encerrar a los choferes en las cabinas de los vehículos durante el tiempo que permanecen en territorio de la jurisdicción“.

Según esa entidad, los choferes están “bajo amenaza de multas y prisión para el que rompa la faja” y desde las autoridades de las localidades explicaron que “es un método preventivo para evitar contagios de coronavirus“.

FADEEAC ya realizó una presentación ante el Gobierno nacional para que se prohíban este tipo de medidas por considerarlas anticonstitucionales. “Se han registrado casos de fajas en camiones en el Municipio de Azul, Provincia de Buenos Aires y en las provincias de Mendoza, San Juan, San Luis, Corrientes, Catamarca, Misiones y La Rioja”, indicaron desde la Federación.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario