Santa Fe: reabren bares y restaurantes al aire libre y restringen al máximo la movilidad

Nacional

El gobernador de Santa Fe, Omar Perotti, dispuso la apertura de bares y restaurantes en espacios abiertos, pero con un estricto protocolo de sanidad ante el avance del coronavirus. La mayoría de las actividades se realizan solamente hasta las 20:00.

El gobernador de Santa Fe, Omar Perotti, dispuso la apertura de bares y restaurantes en espacios abiertos, pero con un estricto protocolo de sanidad ante el avance del coronavirus en esa provincia, al tiempo que restringió al máximo la movilidad de las personas, con el fin de que cumplan la cuarentena obligatoria.

También reabren los gimnasios y la canchas de fútbol 5 pero con la modalidad de "metegol humano", una variante con distanciamiento social, preventivo y obligatorio, en la que los jugadores no tienen contacto físico y que fue creada ante la pandemia por coronavirus.

Además, pidió que las personas mayores de 60 años "se queden en sus casas" porque, además de ser población en riesgo, representan la población de alerta por el coronavirus y la que más ocupa camas críticas en los hospitales públicos y privados, situación que ya ha llegado al límite.

Por 14 días, las medidas rigen en las localidades de Santa Fe y Santo Tomé, y en los departamentos Rosario, San Lorenzo, Constitución, Caseros y General López.

Entre las medidas importantes que anunció Perotti, habilitó la apertura de bares y restaurantes hasta la medianoche en lugares abiertos, con personal de control y con estricto protocolo de sanidad.

Pero asimismo, restringió al máximo la movilidad entre las 20:00 y las 6:00 de la mañana, por los próximos 14 días.

Además, el comercio minorista vuelve a abrir sus puertas al público, pero con horario restringido (hasta las 20:00, en momentos en que no coincidan con los horarios bancarios).

El mandatario santafesino apeló a la conciencia ciudadana y les pidió a los mayores de 60 años que no salgan de sus casas durante las próximas dos semanas o que lo hagan únicamente en el caso de ser necesario.

Con respecto a la restricción de circulación, el objetivo de la provincia es reducir al mínimo posible el tránsito de personas entre las 20:00 y las 6:00 de la mañana.

Otros que volverán a la actividad son los gimnasios, con turnos y trazabilidad, y las canchas de fútbol cinco, donde se habilitaría la práctica conocida como metegol humano.

Actividades físicas sin contacto en clubes y espacios públicos se podrán realizar y se mantendrán las salidas recreativas en un radio de 500 metros.

En cuanto a la construcción, se podrá subir de cinco a diez el número de obreros, al tiempo que continuarán cerrados los shoppings y no se podrán realizar reuniones sociales.

En tanto, las actividades religiosas podrán realizarse con un máximo de 30 personas y estrictos protocolos.

El gobernador santafesino encabezó una conferencia de prensa en la que también estuvieron la vicegobernadora, Alejandra Rodenas; el intendente de Rosario, Pablo Javkin; y el jefe comunal de la ciudad de Santa Fe, Emilio Jatón.

Antes de anunciar las nuevas medidas, Perotti sostuvo que el informe epidemiológico con la cantidad de casos positivos por coronavirus en Rosario y Santa Fe "marca preocupación" y pidió "disminuir la velocidad de contagios".

Luego detalló que existe "un 97 por ciento de uso de camas críticas en el sector público y un 85 por ciento de uso en el sector privado" en Rosario, al tiempo que remarcó que en esa ciudad santafesina, a este jueves "hay ocho camas disponibles en el sector público y 35 en el sector privado, o sea 43 camas disponibles en la ciudad de Rosario".

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario