Presión: provincias profundizan batalla en el Congreso por subsidios al transporte

Nacional

Doble avanzada en las últimas horas en Senado y en Diputados, contra distribución que hoy beneficia ruidosamente al AMBA. La estocada, agitada desde el oficialismo y la oposición, se da en el marco de tensa tregua en paro de choferes de interior del país.

La avanzada de gobernadores e intendentes en reclamo de un reparto equitativo de los subsidios nacionales al transporte, que hoy beneficia estruendosamente al AMBA, sumó en las últimas horas una profundización de la estocada multiprovincial y multipartidaria que crece en el Congreso nacional, y que transcurre en paralelo a las negociaciones de mandatarios y ministros locales ante la administración de Alberto Fernández.

La estrategia parlamentaria anotó una doble postal, en ambos casos en pos de terminar con una balanza que hoy perjudica a las provincias y que dibuja una fuerte disparidad en el precio de los boletos. Por un lado, con la presentación pública este jueves en la Cámara alta de un proyecto de ley -ingresado el 27 de abril- por parte de tres senadores nacionales de corte opositor. Y, por el otro, con una reunión el miércoles en la Cámara baja de diputados nacionales del Frente de Todos de ocho provincias del Norte Grande con la Federación Argentina de Transportadores de Automotor de Pasajeros (FATAP), para avanzar también en una norma en busca de una distribución equilibrada.

A fin de abril, la arenga contra el actual reparto de subsidios -hoy la relación de fuerzas es de 85% vs 15%, en favor del AMBA- había brotado en bloque desde el Comité Federal de Transporte (COFETRA), que integran los funcionarios del área de las provincias. En el tenso marco de un paro de choferes del interior freezado por una frágil conciliación obligatoria hasta el lunes, los distritos cosecharon de la cartera de Alexis Guerrera la promesa de que recibirán $ 10.500 millones en tres cuotas entre abril y junio, para alcanzar los prometidos $ 46 mil millones anuales que tambalearon con el naufragio del Presupuesto 2022. Pero la fuerte disparidad persiste.

Con ese telón de fondo, una de las instantáneas quedó delineada este jueves en la Cámara alta, con la presentación del proyecto de ley “Boleto Federal: Programa Nacional de Reparto Equitativo y Federal de Subsidios Nacionales al Transporte Público de Pasajeros” por parte de los senadores nacionales Alejandra Vigo (Córdoba Federal, de sello schiarettista), Alfredo Cornejo (presidente del interbloque de Juntos por el Cambio) y Beatriz Ávila (JxC-Tucumán).

https://twitter.com/alevigo/status/1524819022474121222

“Coincidimos en la necesidad de crear un fondo para una nueva distribución de subsidios del transporte público de pasajeros en Argentina ya que hoy más del 85% de los recursos quedan en el AMBA, y apenas el 15 % se distribuye para el resto de las provincias”, aseguró Vigo.

En esa línea, enfatizó que “no se trata de sacarle a uno para darle a otro”. “Pero debe hacerse por ley y no por decisión del gobierno de turno”, advirtió Vigo, esposa del gobernador Juan Schiaretti, una de las voces más críticas del manejo de subsidios de la Casa Rosada.

Por su parte, Cornejo aclaró que, “con los mismos subsidios y sin crear nuevos impuestos”, pretenden “hacer un uso más eficiente” de los recursos, con una distribución en base a “tres indicadores: unidad, choferes y kilómetros recorridos”.

El legislador radical mendocino remarcó que buscan una “federalización” de esos subsidios porque “hoy los administra discrecionalmente el Gobierno nacional”. “Nunca hemos estado peor en la distribución de este subsidio que durante estos dos últimos años; con el afán de concentrarlo en los lugares donde se definen las elecciones, lo han hecho mucho más ineficiente de lo que era”, arengó, en una avanzada cuyas potenciales consecuencias erosionarán los recursos que recibe la plaza gobernada por Horacio Rodríguez Larreta, socio en JxC con sello PRO.

La iniciativa propone alumbrar un “Fondo Único de Asistencia al Transporte Público de Pasajeros por Automotor Urbano y Suburbano de la República Argentina”, compuesto por lo recaudado en concepto de impuestos a los combustibles líquidos y al dióxido de carbono y por los recursos del Sistema Integrado de Transporte Automotor (SISTAU), que son los subsidios y compensaciones que recibe el transporte automotor de pasajeros.

La estrategia impulsa además el acceso de todas las jurisdicciones al esquema de compensación de precio diferencial del gasoil para empresas de transporte. Y alienta que todas, incluso las que no adhirieron aún al sistema SUBE, sean incorporadas al esquema de atributos sociales y/o tarifas diferenciales vigentes en el AMBA, como también a los sistemas de boleto integrado, para aquellas jurisdicciones que cuenten con sistemas de transporte multimodal.

En paralelo, diputados nacionales del Frente de Todos del Norte Grande se reunieron el miércoles con dirigentes de la FATAP para trabajar también en una norma nacional en pos de un reparto equilibrado de subsidios, con tarifas uniformes en todo el país.

https://twitter.com/pamelacalletti/status/1524563229891960832

Fueron de la partida legisladores de Chaco, Tucumán, La Rioja, Salta, Jujuy, Santiago del Estero, Corrientes y Misiones, y en la agenda apuntaron, entre otros ejes, el pedido de audiencias con los ministros de Economía, Martín Guzmán, y de Transporte, Alexis Guerrera.

“Reclamamos políticas públicas en materia de transporte más justas y equitativas para el interior del país”, aseguró la salteña Pamela Calletti.

S869_22PL-1.pdf

Dejá tu comentario