Apple, otra vez en el ojo de la tormenta por denuncias de abuso de competidores

Negocios

La compañía fundada por Steve Jobs impone el uso obligatorio de su propio sistema de compras y restringe la capacidad de los desarrolladores de aplicaciones para informar a los usuarios sobre posibilidades más baratas de sus contenidos en otras plataformas.

La Comisión Europea (CE) anunció la apertura de dos investigaciones sobre la empresa Apple, para evaluar presuntas restricciones a la competencia a través de su tienda App Store y de su servicio de pagos Apple Pay.

En el primer caso, el Ejecutivo comunitario analizará si Apple impone restricciones ilegales a los desarrolladores de aplicaciones para la distribución de sus contenidos a través de la tienda de la multinacional.

La investigación se centra, en particular, en el hecho de que la compañía con sede en los Estados Unidos impone el uso obligatorio de su propio sistema de compras, y restringe la capacidad de los desarrolladores de aplicaciones para informar a los usuarios de iPhone y iPad sobre posibilidades más baratas de sus contenidos en otras plataformas.

Bruselas inició la investigación tras varias quejas trasladadas a sus servicios de Competencia por parte de Spotify, y de Kobo, la filial de libros electrónicos de la japonesa Rakuten, que se quejó por el cobro de una comisión del 30% en la venta de libros en la App Store.

"Parece que Apple ha obtenido un papel de guardián respecto de la distribución de aplicaciones y contenido a los usuarios de sus populares dispositivos. Tenemos que asegurar que las normas de Apple no distorsionan la competencia en mercados en los que compite con otros desarrolladores de aplicaciones, por ejemplo con sus servicios Apple Music o Apple Books", explicó Margrethe Vestager, vicepresidenta de Competencia de la CE.

La segunda investigación pretende determinar si Apple viola las normas europeas de competencia, en los términos y condiciones que exige a vendedores de apps que quieren integrar Apple Pay en sus sistemas de pago.

En marzo, la Autoridad de la Competencia de Francia multó a Apple con €1.100 millones, la mayor sanción impuesta por el organismo a una empresa hasta la fecha, por abuso de posición dominante con respecto a sus distribuidores,

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario