Las farmacias podrán acceder a los beneficios de los ATP del Gobierno

Negocios

Lo informó la Asociación de Propietarios de Farmacias de la República Argentina (ASOFAR). Su titular, Norberto Mañas, rescató la decisión gubernamental y consideró la medida como necesaria para "mantener la actividad con sus fuentes de empleo".

El Gobierno amplió a un mayor número de empresas la habilitación para ingresar al programa de Asistencia de Emergencia al Trabajo y la Producción (ATP). Las farmacias que han enfrentado inconvenientes para comercializar durante la cuarentena serán uno de los grupos beneficiados al ingreso del nuevo esquema.

El acceso a la ayuda estatal llegó luego de que la Asociación de Propietarios de Farmacias de la República Argentina (ASOFAR) impulsara un reclamo para asistir a aquellas que fueron perjudicadas por la coyuntura económica. La recaudación de las mismas se redujo en los últimos meses, pese a registrar un incremento en algunos productos vinculados a la higienización por el coronavirus.

El titular de ASOFAR, Norberto Mañas, consideró la decisión del Gobierno como “un logro que las farmacias, consideradas como actividad esencial en este aislamiento social preventivo y obligatorio, puedan acceder a los programas de ayuda".

Mediante los ATP, la AFIP dispuso que las empresas registradas en el plan puedan recibir fondos para el pago de hasta un 50% del salario de los empleados como también beneficios como la postergación del pago de las contribuciones patronales al Sistema Integrado Previsional Argentino (SIPA).

En el gobierno confirmaron que la ampliación permitirá el acceso al programa de más de 200 mil empresas. Hasta la semana pasada, se habían anotado más de 420 mil, cuyos empleados a partir de esta jornada comenzaron a recibir el pago de los denominados "salarios complementarios".

"A la mayoría les bajó la recaudación, sabemos las dificultades que existen y es necesario mantener la actividad con sus fuentes de empleo”, puntualizó Mañas.

Aquellas que reciban los beneficios de los ATP no podrán realizar una serie de operaciones durante el ejercicio en curso, y los 12 meses siguientes a la finalización del ejercicio económico posterior a aquel en el que se otorgó el beneficio, inclusive por resultados acumulados anteriores.

Los cambios expresados en el boletín oficial este jueves implican que de ahora en adelante podrán acceder al ATP aquellas empresas que hubiesen tenido aumento en la facturación de hasta 5% nominal en el mismo período. Es decir que, contemplada la inflación, antes se exigía demostrar una caída real de la facturación del orden del 30% y de ahora en más bastará con una pérdida cercana al 20 por ciento.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario