Negocios

Gabriel Bornoroni asumió en Cecha: "La Secretaría de Energía debería volver a ser Ministerio"

Gabriel Bornoroni fue elegido titular de la Confederación de Entidades del Comercio de Hidrocarburos de la República Argentina (Cecha). En su primera entrevista, dio definiciones sobre el congelamiento de precios, el autoservicio y el vínculo con sindicatos y el próximo gobierno. "Con el presidente que sea, vamos a tener la mejor relación", anticipó.

Gabriel Bornoroni tiene 40 años y desde hace 20 que administra junto a sus hermanos Pablo y Leonardo estaciones de servicio familiares de YPF en Córdoba. Su padre Giuseppe, fundador de la empresa, fue un italiano que llegó al país luego de combatir en la Segunda Guerra Mundial.

Mecánico de profesión, apasionado por los "fierros", comenzó su carrera de dirigente empresario en la Federación de Expendedores de Combustibles y Afines de Córdoba (Fecac), donde representa a 300 socios con 604 estaciones y 100 playas de estacionamiento. “Trabajamos mucho la capacitación en todos los planos, apuntamos a profesionalizar el sector, a reforzar el vínculo de la federación con la sociedad y a ayudar para que cada metro cuadrado de la estación sea rentable”, apunta Bornoroni.

Cecha Bornoroni Gold Boz.jpg
<p>El presidente saliente de Cecha, Carlos Gold (centro), el titular de Faeni y anfitrión de la reunión de Consejo Directivo en Rosario, Alberto Boz (izquierda), y el próximo titular de la Confederación de Entidades de Comercio de Hidrocarburos, Gabriel Bornoroni (derecha). </p>

El presidente saliente de Cecha, Carlos Gold (centro), el titular de Faeni y anfitrión de la reunión de Consejo Directivo en Rosario, Alberto Boz (izquierda), y el próximo titular de la Confederación de Entidades de Comercio de Hidrocarburos, Gabriel Bornoroni (derecha).

Por los próximos dos años -con opción a renovar por dos más- Bornoroni presidirá la Confederación de Entidades del Comercio de Hidrocarburos de la República Argentina (Cecha), en reemplazo del correntino Carlos Gold. Así lo decidió el Consejo Directivo de la entidad de tercera generación en un cónclave celebrado el viernes pasado en Rosario. Desde ahora, tendrá bajo su responsabilidad la defensa de los intereses de los dueños de más de 4.800 estaciones de servicio de todo el país.

Periodista: ¿Qué legado recibe del presidente saliente?

Gabriel Bornoroni: Recibo una Cecha fortalecida en todos los ámbitos. Carlos Gold logró llevar la Confederación al lugar donde estamos hoy. hubo mucho trabajo con las cámaras y con todos los actores que participan del sector.

P.: ¿Qué espera aportar de ahora en adelante?

G.B.: Quiero aportar innovación, abrir más el abanico de opciones y participación para llevar adelante propuestas para todas las cámaras. Ninguna cámara va a quedar afuera, todas van a tener participación activa. Vamos a escuchar a cada uno de los miembros del consejo directivo para darle un rol innovador a la estructura de Cecha y que tenga éxito.

P.: ¿Cómo se imagina el vínculo con el sindicato?

G.B.: Muchos creen que estamos en caminos divididos, la parte gremial y los empresarios, y que tenemos que caminar por veredas separadas. Pero creo que no debe ser así. Trabajar en conjunto fortalece, tanto a las cámaras, al gremio y a los empleadores. Le voy a dedicar mucho tiempo a fortalecer la relación con el sindicato para hacerles entender que se puede trabajar juntos y hacer mejores cosas, que no solo pasa por cuestiones económicas, sino por mejorar la calidad de vida de los empleados, que son la cara visible de las estaciones, nuestro equipo de trabajo.

P.: ¿Cuáles son los principales problemas que enfrenta el sector hoy?

G.B.: Nos preocupa el congelamiento de precios y el desabastecimiento. Hay estaciones sin bandera que lamentablemente están al borde del quiebre o están cerradas porque no tienen combustibles. No tienen caja, ni ingresos de dinero. El congelamiento sin aplicación de la Ley de Abastecimiento hoy tiene un resultado negativo. Algunas petroleras han desabastecido el mercado. YPF está haciendo lo imposible e ingresa más combustible de lo habitual para cubrir lo que otros dejaron de entregar, pero no llega. Dicen que hace 30 años que nunca vieron salir tantos camiones, y eso que el sector de blancas nunca fue abastecido por YPF. Hoy si le sumas Gulf y Dapsa, ya supera el 60% del mercado argentino.

P.: ¿Por qué hubiese sido mejor aplicar la Ley de Abastecimiento?

G.B.: La ley está y no se aplica. El gobierno hizo un DNU para aplicar un tope al precio. Si no se cumple el tope, aparece la Ley de Abastecimiento para el caso de incumplimientos. La Secretaría de Energía debería aplicarla y poner multas. Si la norma está bien aplicada, como ahora que hay una situación de crisis, funcionaría bien. Ojalá la Secretaría ocupe el rol protagónico en esta coyuntura.

P.: ¿Cómo se imagina la relación con el nuevo gobierno y con quién ocupe la cartera energética?

G.B.: El próximo gobierno debería volver a convertir la Secretaría de Energía en Ministerio. Se congelaron los precios y eso tiene un efecto inmediato en la inflación. Tiene un rol importante en la Argentina esa cartera. Con el presidente que sea, vamos a tener la mejor relación. Venimos a aportar para lograr el éxito del país y que a todos nos vaya bien. Vamos a colaborar sin mirar el color político.

P.: El volumen de ventas sigue en picada, en agosto bajó 3,7% según datos oficiales...

G.B.: Venimos mal. Las petroleras pusieron cupos y no se puede vender más de lo que se venía vendiendo. El promedio de los tres meses anteriores tuvieron una caída del 5%. Si hay mayor consumo, no lo podemos capitalizar. El 14 de noviembre supuestamente se liberan los precios y esperamos que haya una actualización gradual. Las petroleras siempre tuvieron ese diferencial y creo que harán lo mismo. Creo que sacarán los cupos, con lo cual esperamos que se abastezcan a las estaciones blancas.

P.: YPF estimó que el atraso en los surtidores es del 20%, ¿usted coincide?

G.B.: Si, no está tan lejos el precio de equilibrio. El año pasado hubo un atraso del 25% y no fue un aumento instantáneo, se fue incrementando escalonadamente y esperamos que así vuelva a ser.

P.: ¿Cómo continúa el reclamo por las altas comisiones que se le cobran a las estaciones por ventas con tarjetas?

G.B.: Seguimos luchando para que los bancos entiendan que somos un canal de ventas importante para ellos. No pueden pretender cobrar el 1,25% del total de las ventas, cuando nosotros recibimos un 8% de rentabilidad, a lo que se suma una presión impositiva del 45%. Seguimos insistiendo para que entiendan que nuestras comisiones o rentas no son como las de un comercio común. Se llevan un porcentaje como si fueran un socio y es injusto. Queremos que los clientes usen cada vez más los plásticos, pero no nos ayudan.

P.: ¿Cree que se insistirá en aplicar el autoservicio de combustibles?

G.B.: Fue una idea de la Secretaría de Energía, no lo instalamos los empresarios para llevarlo a la práctica. Es un tema que no queremos esquivar. Nos vamos a sentar en la mesa de diálogo con el sindicato cuando sea, y que sea lo mejor para la sociedad. El autoservicio con algunas modificaciones puede ser bienvenido. Hay una realidad: la innovación tecnológica, los autos eléctricos y los biocombustibles son imparables. Se necesita que todos estemos a la altura de lograr lo mejor para el sector y no decir de una que el autoservicio no sirve.

P.: ¿Los estacioneros están en condiciones de pagar los $5.000 obligatorios de recomposición salarial en octubre?

G.B.: Está muy complicado por la situación que atravesamos, con el congelamiento y el desabastecimiento. Lo mejor que nos puede pasar a nosotros es que los empleados estén bien pagos. Pero ellos mismos saben que no hay combustible, que las blancas pasan una situación desesperante. Un estacionero me dijo que ni si quiera tiene combustible para llegar a la estación. Otro me dijo que en la caja tenía $70 porque había vendido una gaseosa. Entendemos que se necesita una recomposición, pero ¿cómo puedo recomendar a un empresario que pague el bono si no tiene combustible para vender? Si estamos abastecidos se podrá pagar.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario