Fiat Chrysler y PSA modificaron las condiciones de su fusión por el impacto del coronavirus

Negocios

Las automotrices intentan "preservar el equilibrio original" de la operación, que debería ser completada hacia el fin del primer trimestre del año próximo.

Fiat Chrysler (FCA) y Peugeot Citroen (PSA) anunciaron que modificaron los términos de su fusión debido a las perturbaciones comerciales causadas por el Covid-19.

FCA aceptó reducir a u$s3.400 millones el dividendo excepcional a repartir en sus accionistas contra los 6.500 millones prometidos antes. PSA, en tanto distribuirá el 46% de su paquete accionario en el fabricante francés de autopartes Faurecia entre todos los accionistas de la nueva empresa en vez de hacerlo solo entre sus propios accionistas como se había previsto.

La decisión se tomó "para tomar en cuenta el impacto que ha generado en la industria automotriz la crisis sanitaria del Covid-19", dijeron ambas compañías en una nota conjunta. Al mismo tiempo, se procura "preservar el equilibrio original de la fusión" que debería ser completada hacia el fin del primer trimestre del año próximo, añade la nota.

La fusión, que fue anunciada a fines de octubre pasado, dará lugar a la creación de Stellantis; una empresa que será la cuarta mayor del mundo en el sector automotriz en términos de volumen de producción y la tercera en ventas.

El nuevo gigante acumulará marcas como Peugeot, Citroen, Fiat, Chrysler, Jeep, Alfa Romeo y Maserati.

Sin embargo en los últimos meses se cernieron interrogantes sobre el equilibrio de esa unión que había sido anunciada como un matrimonio entre iguales.

Debido a la desaceleración del comercio generada por la pandemia, las dos empresas anunciaron en mayo la renuncia al pago de un dividendo excepcional de u$s1.300 millones, que estaba planificado como parte de la fusión.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario