Ponce: "Durante la pandemia se logró una transformación digital que nos pudo haber tomado 2 años"

Negocios

El gerente general de Google Cloud Argentina y Uruguay destacó que "el negocio de la nube crece a pasos acelerados porque las compañías están transformándose digitalmente". Sin embargo, aclaró que aún hay mucho camino por recorrer.

La transformación digital es un pilar del siglo XXI. Sin duda es el motor de la cuarta revolución que abarca al mundo laboral y por lo tanto económico. Si bien la pandemia trajo dificultades para gran parte de los sectores que componen en entramado productivo de Argentina, lo cierto es que en los 9 meses del año el proceso se aceleró a un ritmo inesperado. Y así lo refleja uno de los actores más importantes del sector tecnológico como es la multinacional Google.

En el mundo, el negocio de la nube -parte fundamental en la conversión tecnológica- crece a pasos agigantados año tras año. Según cifras de Alphabet, la casa matriz de Google, en los últimos trimestres el proceso se dio a un ritmo de 30% interanual, mientras que en el último balance representó el único negocio en reflejar datos positivos.

Pero esto no es exclusivo de lo que pasa fronteras afuera de nuestro país. Por el contrario, Argentina acompaña la tendencia de digitalización. “Durante la pandemia se logró una transformación digital que nos pudo haber tomado 2 años”, explicó a Ámbito Rodrigo Ponce, Gerente General de Google Cloud Argentina y Uruguay, a propósito del proceso de desarrollo digital en el que se encuentra el país.

“El negocio de la nube crece a pasos acelerados porque las compañías están transformándose digitalmente”, destacó y añadió que en Argentina "utilizan el servicio de nube para acelerar esos procesos”.

Pese a la obvia explicación comercial que existe detrás de un negocio que se expande, Ponce explicó que además está la necesidad de generar un vínculo tripartito entre Google, Argentina y el resto de las compañías. “Ayudar a que Argentina se transforme y genere un ecosistema digital nos beneficia y además beneficia a las compañías”, profundizó.

La capacidad tecnológica se posiciona como una limitación a la hora de hablar de negocios digitales. Allí ocupan un lugar importante las inversiones, tanto estatales como privadas, para poder construir el camino de desarrollo del siglo actual. En ese sentido, Ponce remarcó que “Argentina no está exenta de las dificultades que tenemos en la mayoría de Latinoamérica, en términos de la adopción digital” tanto a nivel infraestructura como acceso a la tecnología”.

Pese a ello, el mencionado crecimiento de la transformación digital a partir del negocio Cloud está ocurriendo. “Es un proceso continuo. Desde el punto de las empresas, por el momento el 20% han optado por el modelo de nube”, dijo, pero aclaró que al 80% del total de compañías que todavía no están en este modelo “es donde nosotros vemos una gran oportunidad para colaborar y aportar valor”.

Chrome_Android_Tabletop.jpg

Periodista: ¿Qué significa el negocio Cloud para Google Argentina?

Rodrigo Ponce: Nuestra mirada del negocio de Cloud es amplia. Es un servicio que como consumidores lo usamos todos los días cuando usamos plataformas de correo como Gmail o vemos video en YouTube o usamos Maps o Waze para movernos y llegar a distintos lugares. Todo lo que está detrás es la infraestructura de la nube. Eso permite que accedamos desde cualquier dispositivo a todos estos servicios que brinda Google. En Cloud lo que hacemos es poner toda esa tecnología e infraestructura a disposición de las empresas para que innoven en sus procesos de negocios.

P.: De acuerdo al último balance de Alphabet, la nube es el único negocio de la compañía que en lugar de reflejar cifras negativas, creció a nivel mundial…

R.P.: Venimos creciendo trimestre a trimestre en Google Cloud. Es una tendencia que viene de antes de la pandemia. Según los últimos datos que hemos presentado que tienen que ver con el informe trimestral es un 40% interanual. Son crecimientos acelerados por la pandemia, pero si lo comparamos con trimestres anteriores ese crecimiento siempre estuvo por encima del 30%. De hecho, si uno ve datos de IVC que mide cómo evoluciona el negocio de nube no solo en la región sino en Argentina, es un negocio que crece porque en definitiva las compañías están transformándose digitalmente y utilizan el servicio de nube para acelerar esos procesos.

P.: ¿Cómo llevan adelante esa transformación digital?

R.P.: La transformación digital implica pasar a modelos de consumo de tecnología en la nube, por ejemplo liberando capital de trabajo para poder invertir en otros proyectos y optimizando los costos de la infraestructura, alineándolos al crecimiento del negocio. Si el negocio crece acompañamos aceleradamente, si el negocio necesita un cambio y decrece, acompañamos en el decrecimiento. Alineamos los costos tecnológicos al volumen y velocidad en que evoluciona el negocio.

Google.mp4

Los data center de Google en EEUU.

P.: En los últimos años lograron autonomizarse de EEUU…

R.P.: Sí, como región, desde 2019 y con la llegada de Eduardo López, el presidente de Google Cloud Latinoamérica, conformamos una región autónoma emancipada de EEUU. A partir de ahí empezamos a tener operaciones comerciales de soporte local en todos los países donde operamos. Yo ingrese a fines del año pasado en un plan de inversión que viene a reforzar el plan de soporte para trabajar con los clientes en distintos países. Trabajamos en múltiples industrias ayudando desde distintos lugares, ofreciendo los servicios para que las compañías hagan tres tipos de proyectos para acelerar la transformación digital.

P.: ¿Hacia dónde están enfocados los tres proyectos?

R.P.: Uno tiene que ver con la transformación cultural, vinculada al trabajo remoto y la colaboración más inteligente. Eso lo hacemos mediante GSuite que además agrega cuestiones de seguridad que son propias de las compañías que tienen que integrarse y cumplir con estándares y normativas propias. El segundo es ayudar a transformar la manera en la cual operan. En muchos casos tiene que ver con permitir que puedan atender la escalabilidad de la demanda, como en retail. El último apunta a ayudar a transformarse en compañías que tomen decisiones basadas en datos. Ahí ponemos a disposición tecnología que Google viene desarrollando para uso propio hace más de 20 años para gestionar grandes volúmenes de información en diferentes formatos, mezclar información transaccional de ventas con información de logística a gran velocidad para poder ayudar a las firmas a generar insides, es decir maneras de ver su negocio, y actuar en consecuencias.

P.: ¿Dependiendo la necesidad, se busca un modelo de transformación acorde?

R.P.: Claro. Lo que hacemos es acompañarlos en el proceso de transformación. A veces requieren reducción de costos de infraestructura en pos de alinear las inversiones y optimizaciones en otras áreas. Hemos colaborado en los dos frentes: por un lado ayudando a reducir sus costos de operación y por otro ayudándolos en el proceso de transformación en áreas de negocio que han ido creciendo en su demanda de manera acelerada en este período.

gcp_datacenter_BlueLights_ServerRow.jpg
Uno de los data centers de Google en EEUU.

Uno de los data centers de Google en EEUU.

P.: ¿Qué rol ocupa Argentina dentro del negocio de Google?

R.P.: La operación de Google en Argentina lleva más de 10 años trabajando con distintas compañías. Principalmente en el negocio de publicidad. La creación de la región de Latinoamérica se dio en distintos países en donde ya operaba. En Argentina decidimos reforzar la operación local. Hemos crecido en términos de equipo comercial, de soporte técnico, servicios profesionales, un equipo que trabaja en promover y hacer crecer el ecosistema. Nuestro modelo y abordaje es ese, de ecosistemas. Eso significa que con nuestros clientes, con startups, socos tecnológicos trabajando de manera colaborativa de modo tal que si ese ecosistema crece y lo hace de forma sostenida, en alguna manera beneficia a Google Cloud y a Argentina.

P.: Es un beneficio tripartito…

R.P.: Claro. Ayudar a que la Argentina se transforme y genere un ecosistema digital nos beneficia y beneficia a las compañías.

P.: Y en términos tecnológicos, ¿en qué lugar nos encontramos como país?

R.P.: Argentina no está exenta de las dificultades que tenemos en la mayoría de Latinoamérica, en términos de la adopción digital. En cuestiones que tienen que ver con infraestructura y acceso a la tecnología.

P.: ¿Qué porcentaje de empresas argentinas adoptó el modelo nube hasta ahora?

R.P.: Desde el punto de las empresas, por el momento el 20% han optado por el modelo de nube. Es un proceso continuo, está ocurriendo. Durante la pandemia, hemos acelerado y se logró una transformación digital que nos pudo haber tomado 2 años de tiempo natural de avance. No obstante, hay un 80% del total de compañías que todavía no están en este modelo y es donde nosotros vemos una gran oportunidad para colaborar y aportar valor.

P.: ¿En qué rubros se dio esta aceleración de la transformación?

R.P.: Ocurrió en distintas industrias y en varios ordenes de magnitud. Uno de ellos es el retail, sin duda con el e-commerce. Es algo que vivimos todos los días, hemos aprendido a hacer de las más diversas compras a través de internet, algo que tal vez en otro momento no lo hacíamos. Lo mismo con las empresas de logística que han visto acelerar su transformación para que podamos ver en qué momento están nuestras entregas. Lo mismo ocurre con las telecomunicaciones. Otras industrias se vieron muy desafiadas en este contexto, con lo cual en este proceso se ha ralentizado y las ha obligado a repensar la manera en que trabajan.

P.: Además de multinacionales o grandes empresas locales, ¿trabajan con pymes y startups?

R.P.: Trabajamos con organizaciones de todos los tamaños, desde startups para las cuales tenemos programas donde ofrecemos nuestra tecnología mediante créditos de usos de tecnología. También trabajamos con pymes, con empresas argentinas medianas y grandes y con compañías multinacionales de todas las industrias. Para mencionarte algunos casos, una de las startups tiene que ver con un servicio de emergencias médicas, que ofrece a una persona interactuar con la inteligencia artificial de la app, la cual aprende y entiende lo que la persona siente, y logra diagnosticar para luego derivar a una emergencia médica. Al mismo tiempo trabajamos con Zonaprop, Bumeran, Mercado Libre, BBVA, Carrefour, todas ellas con distintas dificultades y desafíos a las que acompañamos en el proceso de transformación digital.

gcp_datacenter_MayesCountyServerRow.jpg
El data center de Google en el condado de Mayes, Oklahoma.

El data center de Google en el condado de Mayes, Oklahoma.

P.: Cuando uno habla de Cloud, ¿qué hay detrás?

R.P.: Todos conocemos los servicios que consumimos diariamente de Google pero no todos conocemos la magia de infraestructura que esta por detrás que hace que esto sea posible. No es algo tan conocido por la mayoría de las personas. Muchos de esos servicios solo podrían funcionar con toda el nivel de inversión en infraestructura por detrás, para que cuando estemos desde un celular podamos consumir los servicios de Google como si estuvieran acá al lado. La red de Google es una parte fundamental de nuestra infraestructura.

P.: ¿Cuál es el volumen de ingresos que tienen actualmente en Argentina?

R.P.: No difundimos datos sobre ingresos, pero si te puedo contar que hemos tenido un crecimiento en cuanto al equipo que tenemos ahora en Argentina.

P.: Y a nivel inversión…

R.P.: Tenemos una decisión estratégica de inversión en la región. Contábamos con un Cloud Region en Brasil y recientemente anunciamos otros Cloud Region para Chile, con lo cual vamos a reformar la inversión en Latinoamérica. Además, el año pasado presentamos la extensión del cable submarino internacional Tannat que va a conectar Argentina con Uruguay y Brasil. Es un proyecto que va ayudar a mejorar la conectividad de todos los usuarios de Argentina, no solo a los de Google Cloud, por lo cual contribuimos con el avance en la infraestructura digital de Argentina.

gcp_datacenter_DouglasCounty_ServerRows.jpg

P.: ¿Qué rol ocupa la red de infraestructura de la empresa?

R.P.: Es una parte fundamental. Tenemos inversión alrededor del mundo no solo en centros de datos o en regiones de Cloud sino también en cables submarinos que vinculan países, regiones y continentes en todo el mundo. Desde 2016 hasta 2019 Google invirtió u$s63.000 millones en mejorar esa infraestructura de red mediante 15 cables submarinos. Todos conocemos los servicios que consumimos diariamente de Google, pero no todos conocemos la magia de infraestructura que esta por detrás que hace que esto sea posible. No es algo tan conocido por la mayoría de las personas. Muchos de esos servicios solo podrían funcionar con toda ese nivel de inversión en infraestructura por detrás, para que cuando estemos desde un celular podamos consumir los servicios de Google como si estuvieran acá al lado.

P.: ¿A qué objetivo apuntan con Google Cloud?

R.P.: El objetivo es que las empresas apliquen este tipo de tecnología para pensar una manera diferente de operar para tener una escalabilidad que en estos momentos que temas como e-commerce o contact center son cuestiones en las que los volúmenes actuales, que en momentos como el actual y estas infraestructura en la nube permiten que las compañías puedan hacer ello.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario