23 de mayo 2021 - 00:00

El objetivo de perpetuar a los inquilinos en inquilinos

Se perdieron años insistiendo con acciones y relatos demagógicos que no tenían otro fin que mantener una representatividad ficticia y perpetuar a los inquilinos en esa posición.

Los inquilinos no tienen ninguna otra posibilidad más que la de seguir endeudándose para poder alquilar.

Los inquilinos no tienen ninguna otra posibilidad más que la de seguir endeudándose para poder alquilar.

Hacer creer que se defiende a alguien tan solo para que pueda mantener una posición de vulnerabilidad es claramente una defensa absurda, escasa e ineficiente.

En pleno comienzo de la Pandemia se estableció el DNU 320/20 el cual, debido a sus prórrogas, tuvo vigencia desde el 26 de marzo de 2020 y hasta el 31 de marzo de 2021 inclusive; después de casi 4 meses de ese primer DNU se sancionó la Ley 27.551 de Alquileres a nivel Nacional, por la cual se festejó y se vendió como el logro más importante y favorable para todos los inquilinos del País.

Es relevante destacar que la Ley de Alquileres tuvo un proceso de análisis, correcciones y agregados de 4 años y medio, donde participaron los diferentes bloques políticos y asociaciones civiles.

La actualidad real demuestra que los Inquilinos están endeudados, que no consiguen un inmueble debido a la escasa oferta de los mismos o a la suba de los precios impulsada por la alta demanda, la inseguridad jurídica causada primeramente por los respectivos DNU’s mencionados y la Ley de Alquileres y que no tienen acceso a ninguna otra posibilidad más que la de seguir endeudándose para poder alquilar; de hecho la misma Ley de Alquileres en su Título III, inciso c) refiere claramente a este punto y expresa que se crearán (tiempo indeterminado) políticas con el fin de “propiciar la creación de líneas de subsidios o créditos blandos a efectos de facilitar el acceso a la locación de viviendas”; si de demagogia hablamos, me cuesta encontrar algo semejante en una Ley.

La peor aberración es inventar una “batalla” para que los llamados vulnerables sigan siendo vulnerables y así continuar teniendo exposición a bajo costo y por el dolor ajeno.

Es por ello que insisto y no dejaré de hacerlo, para que se actualice y active nuevamente la Ley 26.158, la cual no ha sido derogada pero se encuentra en desuso.

Para sintetizar, Ley de Alquileres versus créditos hipotecarios con tasas deficitarias y cuotas flexibles para que los Inquilinos dejen de serlo.

¿Utópico? Los invito a leer la Ley mencionada y sin duda alguna coincidirán que es el camino correcto para obtener un beneficio real y un anhelo de todos, la casa propia.

Link de la Ley 26.158: disponible aquí

(*) Ceo de Value Bet Inmuebles.

Dejá tu comentario

Te puede interesar