Telecomunicaciones: empresarios de Internet advierte riesgo para pymes y cooperativas

Negocios

La Cámara Argentina de Internet solicitó formalmente en una reunión mantenida con el ENACOM la inmediata suspensión de la aplicación de las medidas anunciadas el viernes hasta tanto se realice un pormenorizado análisis del devastador impacto que tendrán en el ecosistema de pequeños y medianos proveedores de internet.

El martes 22 los representantes del Consejo Directivo de la Cámara Argentina de Internet (CABASE) mantuvieron una reunión con el directorio del ENCOM, a la que fueron convocados y en la que se planteó con absoluta claridad que "las dos resoluciones comunicadas el pasado viernes son una sentencia de muerte para las PyMEs y cooperativas del sector y constituyen el producto del absoluto desconocimiento de la estructura de costos los operadores, así como de la realidad en la que se desenvuelven los más de 1.200 prestadores PyMEs y Cooperativas que hay en nuestro país".

Atento a la gravedad y la urgencia que ha generado esta situación, CABASE ha solicitado formalmente en la reunión mantenida con el directorio del ENACOM la inmediata suspensión de la aplicación de las medidas anunciadas el viernes hasta tanto se realice un pormenorizado análisis del devastador impacto que tendrán en el ecosistema de pequeños y medianos proveedores de internet.

"Ese desconocimiento hace que las decisiones tomadas sean la garantía de un resultado diametralmente opuesto al buscado con esas medidas, ya que este camino solo lleva a la desaparición de los pequeños y medianos proveedores de internet, una menor competencia, mayores costos para el usuario, obsolescencia de las redes, degradación de la calidad de servicio y una menor penetración de la conectividad en el país", sostuvo la Cámara mediante un comunicado.

"Compartimos la intención manifestada por las autoridades, de promover el desarrollo de un servicio en competencia, pero las medidas tomadas no ayudan, más bien son un paso en la dirección contraria, lo que configura una contradicción entre la intención y los hechos", agregaron.

"Habida cuenta que la regulación impuesta de manera inconsulta y a espaldas de las más de 1.200 PyMEs y cooperativas que proveen servicios TIC en Argentina obliga a los asociados a la Cámara a comercializar sus servicios muy por debajo de sus costos de operación, desde CABASE se están analizando los caminos administrativos y judiciales para evitar la destrucción de una industria que en su relativamente corta vida ha demostrado con creces su capacidad de innovar, de desarrollarse y de llegar a cubrir con servicios al 64% de los hogares de argentina, a pura inversión privada. Ese nivel de penetración es bastante mayor a la que tienen hoy muchos servicios públicos que aun siendo considerados como tales desde hace décadas, no han logrado alcanzar a grandes segmentos de la población, demostrando que la mera declaración como servicio público no es garantía de que esos servicios van a llegar a más gente.

"Desde CABASE coincidimos en un todo con en el objetivo de alcanzar una mayor inclusión digital y propender a que la conectividad sea de acceso universal, pero el desconocimiento más absoluto de cómo funciona internet y la fijación arbitraria de precios y porcentajes de aumento, sin un análisis pormenorizado y criterioso de la estructura de costos, como la que se expresa en la normativa que el Gobierno ha puesto en marcha el viernes, tendrá un único resultado: condenará a un gran porcentaje de la población a quedarse fuera de la economía digital", manifestaron.

En este sentido agregaron que "entendemos perfectamente la necesidad de que más gente pueda acceder a la conectividad, pero no puede ser a costa de la subsistencia de las pequeñas empresas y emprendedores, justamente cuando lo que se necesita es que existan más empresas y emprendedores que le permitan al usuario la posibilidad de elegir entre varios proveedores".

"En lugar de establecer un plan serio y consensuado para subvencionar los precios para todo aquél que lo necesite, utilizando para ello el Fondo de Servicio Universal, al que aportan desde hace años todos los operadores de telecomunicaciones, el ENACOM ha decidido regular el sector con medidas que no harán otra cosa más que agravar el ya altísimo nivel de concentración que tiene la industria, condenando a la desaparición a las pymes y cooperativas que prestan servicios de conectividad a internet en la gran mayoría de las localidades del interior del país", reprocharon.

Dejá tu comentario