Cómo asegurar la inversión en ladrillos durante la pandemia

Negocios

Existen diferentes modelos de inversiones para conformar una cartera, pero pocas son un refugio de baja vulnerabilidad como el real estate.

En momentos de incertidumbre es vital elegir inversiones que protejan el capital, proporcionen flujo de caja y tengan apreciación a largo plazo. Existen diferentes modelos de inversiones para conformar una cartera, pero pocas son un refugio de baja vulnerabilidad como el real estate, el inmueble no pierde valor en estas situaciones y no tiene fluctuaciones tan grandes como otros activos.

Los bienes tangibles son constantes en retorno en época de crisis, por eso el inversor se refugia en ellos porque tienen su dinero protegido y una buena apreciación cuando todo pase.

En plena pandemia, la construcción se volvió un espacio seguro para depositar los dólares, tanto sea a nivel local como en otros países, ya que así como se intercambian bienes y servicios entre los distintos territorios, lo mismo sucede con las inversiones.

El flujo de dinero entre los países es algo natural y necesario en un mundo globalizado. Solo en Estados Unidos ingresan 8 mil millones de dólares en inversiones desde Latinoamérica y eso muestra el flujo comercial y la búsqueda del resguardo del dinero en países más estables. Invertir en real estate es una tendencia que se viene dando entre los argentinos en los últimos años.

El perfil del comprador está conformado por hombres y mujeres mayores de 35 años, de los cuales aproximadamente un 70% son particulares y pequeños empresarios y un 30%, grandes empresarios.

A su vez, la pandemia actual está haciendo que las personas cambien su estilo de vida, generando nuevas tendencias y haciendo que estas influyan en el mercado y cambien el juego de oferta y demanda. Por eso, este es el momento para analizar posibles inversiones en mercados en crecimiento, que tengan amplia tasa de empleos y donde las grandes compañías estén invirtiendo en la actualidad.

Rendimiento, estabilidad y seguridad

Rendimiento, estabilidad y seguridad es una combinación que se encuentra en las inversiones en propiedades y ante la volatilidad y riesgo de las bursátiles en este contexto tan incierto, los inversores se enfocan en lo inmobiliario y a largo plazo. Las inversiones en bienes raíces son y serán, dentro de las tangibles, de las más seguras al momento de proteger el patrimonio.

El sector inmobiliario es bastante estable comparado a otros instrumentos de inversión como renta variable, depósitos a plazo o fondos mutuos, lo que lo vuelve más que atractivo en estos contextos mundiales. Otro beneficio del real estate es que permite el acceso de diversos tipos de inversionistas mediante sus múltiples formas de inversión: de manera individual, en grupos, en pozo, Block Chain, fidecomisos, con renta fija, crowdfunding, entre otras.

(*) Director de IDG Homes Detroit

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario