Cecilia Ribecco: "Brindar visibilidad a las emprendedoras genera nuevos espacios de crecimiento"

Negocios

En diálogo con la vicepresidenta de la Asociación de Emprendedores de Argentina se profundizó sobre el rol de las mujeres en el mundo de los negocios y cuáles son las maneras de incentivar el emprendedurismo femenino.

En vísperas del Women's Entrepreneurship Day 2021 que se celebra cada 19 de noviembre a nivel global para poner sobre la agenda la labor de las mujeres en los negocios, conversamos con Cecilia Ribecco como referente e impulsora de la celebración en Argentina

Periodista: ¿Qué es Women’s Entrepreneurship Day? ¿Cuál es su objetivo?

Cecilia Ribecco: Es una organización sin fines de lucro que nació en 2013 en Estados Unidos. Tiene alcance global e impacta en más de 144 países a través de sus embajadoras realizando acciones para empoderar, celebrar y brindar apoyo a las mujeres emprendedoras y empresarias. En Latinoamérica, WED tiene una de sus comunidades más grandes, con mayor representatividad Argentina, México y Brasil. WED promueve los Objetivos de Desarrollo Sostenible fomentando la diversidad, y garantizar la educación de calidad a través del crecimiento económico sostenible. El foco y la misión se centran en empoderar, celebrar y brindar apoyo a las mujeres emprendedoras para generar nuevas iniciativas, impulsar la expansión económica y promover comunidades en todo el mundo.

P.: ¿Cuál es el foco de la celebración este año?

C.R.: Este año la celebración será en formato virtual, bajo el concepto Mujeres 4.0 con el foco puesto en la promoción de la tecnología para el sector. Se oficiará el traspaso de embajadora Argentina de la organización, otorgando el mismo a Valeria Moledo, empresaria del rubro de los eventos de la provincia de Mendoza, quién es parte de WED.

P.: ¿Dónde radica la importancia de celebrar el Día de la Mujer Emprendedora en Argentina?

C.R.: Desde el año 2016 promuevo el movimiento, cuando fui designada como embajadora para comenzar a escribir un nuevo capítulo de la organización en nuestro país. En aquel entonces no existían otras organizaciones que nos nucleen y los negocios emprendedores estaban enfocados en el género masculino, dejando de lado nuestra impronta. Con el tiempo, gracias a los últimos movimientos, la mirada femenina comenzó a tomar fuerza, y el emprendedurismo y los negocios no fueron la excepción. Emprender implica tomar riesgos y para que esa decisión y ese camino sean mejores apoyarse en la experiencia de otras mujeres que tienen mayor experiencia y fueron dejando huellas en el camino es fundamental para poder actuar en red. Esto es primordial para nosotros, por eso esta red está unida y dialoga a través de sus acciones en los diferentes países. En 2019 impulsé desde la Asociación de Emprendedores de Argentina junto con organizaciones afines a la causa el proyecto de ley para que el Día de la Mujer Emprendedora sea declarado a nivel nacional el 19 de noviembre, proyecto que aún espera su sanción definitiva y que esperamos que así sea para dar visibilidad y espacio de diálogo con el fin de promover el trabajo de las mujeres que emprenden.

P.: ¿De qué se trata la ley de emprendedoras que están impulsando?

C.R.: Desde WED Argentina y en conjunto con otras organizaciones nacionales que impulsan el emprendedurismo femenino, trabajamos como mencioné en el proyecto de ley del Día de la Mujer Emprendedora. Desde hace muchos años forma parte de los temas que he tratado también en ASEA, la Asociación de Emprendedores de Argentina, y en 2018 fue uno de los temas que llevamos al Congreso Nacional. El proyecto tuvo media sanción en Diputados. Considero que este proyecto será de gran utilidad a la hora de dar visibilidad al trabajo realizado por las mujeres que lideran negocios y emprendimientos, ya que se enmarca en el contexto de la GEW, Semana Global del Emprendedor (Global Entrepreneurship Week), y es promovido por WED a nivel mundial como fecha oficial de la celebración. A nivel personal y como organización, consideramos que tener un día nacional en este caso para celebrar y apoyar a las emprendedoras y a los negocios liderados por mujeres pondrá en agenda también nuevos espacios de oportunidad y crecimiento para todas en distintos ámbitos contando con mayor apoyo de todos los sectores.

P.: Este año asumiste como vicepresidente de ASEA, Asociación de Emprendedores de Argentina ¿Cuál es la importancia que le das a este nombramiento?

C.R.: Continuar trabajando desde mi lugar para fomentar el emprendedurismo femenino es la pata principal de mi accionar. Es un gran paso para continuar con el impulso y la visibilidad del trabajo que realizan las emprendedoras generando nuevos espacios de oportunidad y crecimiento para que las mujeres que elijan emprender en distintos ámbitos cuenten con mayor apoyo de todos los sectores. Desde ASEA y en conjunto con organizaciones de la sociedad civil del país estamos impulsando un relevamiento para detectar las principales fortalezas y obstáculos que hoy están enfrentando las mujeres emprendedoras en Argentina, en un año post pandemia que acarrea muchos aprendizajes y oportunidades como también necesidades. Hoy hay muchas más mujeres emprendiendo pero aún la profesionalización de los negocios y el acceso a la información de calidad y a la tecnología para hacer crecer los emprendimientos sigue siendo un desafío.

P.: ¿Cuáles son los desafíos y barreras que enfrentan las mujeres a la hora de emprender?

C.R.: En estos momentos nos estamos enfrentando a una gran problemática que es la profesionalización de los emprendimientos liderados por mujeres, la transformación digital y el contexto de pandemia puso de relieve la falta de herramientas para el sector, específicamente en el apoyo para desarrollar emprendimientos online. Uno de los temas que tenemos pendiente es el de mejorar el acceso al financiamiento y al crédito para las mujeres que emprenden o buscan emprender. Hemos atravesado ya un largo camino y a nivel general el estadio de sensibilización sobre la temática y la capacitación para quiénes recién comienzan está bastante cubierta, el desafío es poder acompañar a las mujeres emprendedoras que ya tienen su negocio o emprendimiento y que necesitan profesionalizar sus herramientas para competir y crecer, allí es donde tenemos que poner atención las organizaciones de la sociedad civil, los gobiernos y el sector privado. Un dato interesante para poner de relieve cómo es el desempeño hoy de las mujeres en el mundo de las startups, emprendimientos de base tecnológica, son los datos que arroja el último reporte de género en capital emprendedor de ARCAP (Asociación Argentina de Capital Privado, Emprendedor y Semilla) en donde la composición del equipo fundador por género de las startups que recibieron financiamiento en 2019 muestra que un 82,7 de los equipos no tiene ninguna ninguna mujer en el equipo y sólo el 17,3 % tenía al menos una mujer. De las 75 startups identificadas por ARCAP que recibieron inversión de capital emprendedor o semilla durante el 2019, sólo 13 cuentan con al menos una mujer en su equipo fundador, también el relevamiento pone de manifiesto los porcentajes de participación en relación a la inversión, el porcentaje de emprendedores que recibieron financiamiento en 2019 por género fue del 91,3% para los hombres y del 8,7% para las mujeres, esta situación marca dos aspectos interesantes, uno la poca participación de las mujeres en el desarrollo de este tipo de emprendimientos y otro el del impacto de los sesgos inconscientes y de género en el sector. Las mujeres emprendedoras es una tendencia que viene en alza a nivel global y a partir de la pandemia sin lugar a dudas se potenció. Ya sea por necesidad o por oportunidad hay muchas más mujeres pensando en el desarrollo de un negocio, y eso es sumamente positivo y contagioso.

P.: ¿Qué la motiva a unirse a este tipo de organizaciones y dedicarse a actividades asociadas al ecosistema emprendedor con foco en la mujer?

C.R.: La motivación está en la sororidad, en ayudarnos, crear una red donde la propia experiencia sea nuestro mayor capital y lo pongamos a disposición. Según el reciente informe del GEM (Global Entrepreneurship Monitor) “Mujeres Emprendedoras 2020/21, prosperar en situaciones de crisis” las mujeres en América Latina y el Caribe en general tenemos percepciones culturales y creencias que nos destacan de otras mujeres del mundo y esa característica tiene una fuerte influencia en el desarrollo de emprendimientos. Soy consciente de las dificultades y obstáculos que hay que enfrentar para liderar negocios y encarar proyectos siendo mujer, pero estoy convencida de que a través de la educación con foco en el desarrollo de negocios y en la tecnología está la clave para que las niñas, adolescentes y mujeres de todas las edades encuentren oportunidades de realización y de independencia económica.

Dejá tu comentario