Amplían el Régimen de Fomento de Inversión para las Exportaciones

Novedades Fiscales

Un reciente Decreto de Necesidad y Urgencia modificó a su par 234/21 e incorporó al régimen de estímulo a proyectos de ventas al exterior cuyas inversiones demanden sumas mucho mayores a las previstas originalmente.

En abril de este año el Poder Ejecutivo Nacional dictó el Decreto de Necesidad y Urgencia (DNU) 234/21 mediante el que creó el Régimen de Fomento de Inversión para las Exportaciones, aplicable en todo el territorio del país, estableciendo como objetivos prioritarios los siguientes:

Incrementar las exportaciones de las mercaderías comprendidas en las actividades detalladas en el decreto

Promover el desarrollo económico sustentable contemplando la equidad social

Favorecer la creación de empleo

Desarrollar y fortalecer la competitividad de los diversos sectores económicos

Propender al crecimiento económico y socialmente equitativo

Obtener la sostenibilidad ambiental del país, de las provincias y de las distintas regiones.

La medida apunta a las inversiones destinadas a la puesta en marcha de nuevos proyectos productivos en actividades foresto-industriales, mineras, hidrocarburíferas, de industrias manufactureras y agroindustriales, así como a la ampliación de unidades de negocio ya existentes, que requieran inversión con el fin de aumentar su producción. En este aspecto se faculta a la Autoridad de Aplicación a incluir y/o excluir actividades alcanzadas por el régimen.

1| Requisitos y condiciones

La norma regula los requisitos y condiciones para la inclusión en el régimen así como las exclusiones subjetivas y objetivas, estas últimas detalladas en anexo al decreto. Asimismo se estipula que podrán solicitar la inclusión en el régimen aquellos sujetos cuyos “Proyecto de Inversión para la Exportación” implique la realización de una inversión directa en moneda extranjera no inferior a un monto de u$s100.000.000.

Con relación a los incentivos se establece que se podrá gozar de un monto de libre aplicación de hasta el 20% de las divisas obtenidas en las exportaciones vinculadas al proyecto, para poder ser destinadas al pago de capital e intereses de pasivos comerciales o financieros con el exterior y/o utilidades y dividendos que correspondan a balances cerrados y auditados y/o a la repatriación de inversiones directas de no residentes.

No podrá superarse un máximo anual equivalente al 25% del monto bruto de divisas ingresadas por el beneficiario al Mercado Libre de cambios (MLC) para financiar el proyecto y podrá aplicarse una vez transcurrido un año aniversario desde que se haya hecho efectivo el ingreso de divisas en el mercado. Para determinar este monto no se tendrá en cuenta los flujos de divisas provenientes de las exportaciones. Para las ampliaciones se evaluará la incidencia incremental anual del proyecto en las exportaciones realizadas por la empresa.

Si no se aplican los cobros de exportaciones a los usos previstos, los fondos deberán ser depositados hasta su utilización en las cuentas corresponsales en el exterior de entidades financieras locales y/o en cuentas locales en moneda extranjera de entidades financieras locales.

Así se llega al 9/12/21, día en que se publica el DNU 836/21 a través del cual el PEN incorpora a la promoción, un tratamiento diferenciado que otorga mayores incentivos a las inversiones en moneda extranjera superiores a la suma de u$s500 millones y un incremento mayor para las inversiones superiores a u$s1.000 millones. A tales fines, dicho decreto introduce el artículo 8 bis a su par 234/21.

2| Parámetros y limitaciones

En el primer supuesto podrán optar por acceder a un beneficio ampliado por cada año calendario en que no se hiciera uso del beneficio previsto en el art. 8° (antes detallados) conforme los siguientes parámetros y limitaciones:

Inversiones entre 500 y 1.000 millones de dólares por cada año calendario en que no se hiciera uso del beneficio podrán gozar, durante 2 años calendarios consecutivos, de un monto de libre aplicación equivalente al doble del porcentaje previsto en el primer párrafo del artículo 8° (20% divisas obtenidas). El cálculo del beneficio se hará sobre las divisas obtenidas de las exportaciones vinculadas al proyecto durante el año en el que se haga uso del beneficio ampliado. No podrá superar un máximo anual equivalente al 40 % del monto bruto de divisas efectivamente ingresadas por el beneficiario en el MLC.

Inversiones superiores 1.000 millones de dólares por cada año calendario en que no se hiciera uso del beneficio podrán gozar, durante 2 años calendario consecutivos, de un monto de libre aplicación equivalente al triple del porcentaje previsto en el primer párrafo del artículo 8°. El cálculo del beneficio se hará sobre las divisas obtenidas de las exportaciones vinculadas al proyecto durante el año en el que se haga uso del beneficio ampliado. No podrá superar un máximo anual equivalente al 60 % del monto bruto de divisas efectivamente ingresadas por el beneficiario en el MLC para financiar el desarrollo del proyecto, al momento de hacer uso de los mismos.

Dejá tu comentario