¿Qué pasó y por qué siguen aumentando las ventas de autos a pesar de la baja del dólar blue?

Opiniones

El sector pasó de tener momentos de caídas históricas en ventas, por las medidas de aislamiento social donde todos los actores, desde concesionarias hasta registros del automotor tuvieron que permanecer cerrados, a ver un repunte en ventas impulsado por la brecha cambiaria. 

El 2020 fue un año muy particular, la crisis sanitaria que se vivió por la llegada del Covid-19 azoto a la mayoría de los sectores y no dejo afuera al mercado automotor. El sector pasó de tener momentos de caídas históricas en ventas, por las medidas de aislamiento social donde todos los actores, desde concesionarias hasta registros del automotor tuvieron que permanecer cerrados, a ver un repunte en ventas impulsado por la brecha cambiaria.

La particularidad de esta actividad es que la virtualidad no puede reemplazar al hecho de probar y ver “en vivo y en directo” a un auto. Por tal, ya con mayores flexibilizaciones en la actividad comercial, se observó un aumento en la demanda de autos.

En este sentido, la Cámara del Comercio Automotor (CCA) informó que las operaciones de compraventa de vehículos usados en el mercado local alcanzaron las 156.793 unidades en marzo, lo que representó una suba del 65,03% respecto de igual período de 2020, mes en el que comenzaron las medidas para frenar el avance de la pandemia.

Autos usados concesionarias

En la misma línea y en relación a los autos 0KM, la Asociación de Concesionarios de Automotores (Acara) informó que el patentamiento de vehículos sumó en marzo 36.591 unidades con una suba del 105,3% interanual respecto a igual mes de 2020. Además, si comparamos dicha cifra con el mes de febrero, implica un crecimiento del 20% en las unidades patentadas.

Recordemos que el año pasado, por la incertidumbre que genero la llegada de la pandemia, la cual tuvo efectos sin precedentes sobre los sectores de la economía. En este contexto, se observó una revalorización del mercado de usados, explicada en parte por la escasa oferta de 0KM debida a la restricción en el ingreso de productos procedentes del exterior y los nuevos impuestos. Esta escasez por el lado de la oferta se tradujo en aumentos en los precios, no tan solo en los nuevos, sino también de los usados. Al punto que, la relación entre estos se distorsionó, los vehículos usados llegaron a duplicar su valor en un año y se achico la brecha con los precios de los 0km.

Esta dinámica se sigue observando en la actualidad, por las distintas trabas a las importaciones que se comenzaron a implementar desde el año pasado, en el mercado automotor hay un fuerte desabastecimiento de 0 km. Sin oferta fluida de vehículos del exterior, la demanda se concentra en productos nacionales. Tanta es la demanda que, el precio de venta de los usados está por arriba de los valores de lista del 0 km en algunos casos.

A pesar de la inactividad que tuvo el sector por más de 40 días, las ventas crecieron en 2020. Uno de los principales motivos que explica por qué la gente prefirió “invertir” en un auto (ya sea usado o un 0 km) tiene relación directa con la brecha cambiaria que existía entre el dólar oficial y el paralelo, teniendo en cuenta los gastos de mantenimientos que traen aparejados los mismos.

Todo se tradujo en un buen negocio, ya que, con las distintas restricciones impuestas para acceder al mercado de cambios oficial, aquellos ahorristas que atesoraban dólares pudieron realizar buenas operaciones. Favorecido por la diferencia que existía entre las cotizaciones oficiales y el paralelo. Además, el precio de las unidades se actualiza mes a mes, según el Índice de Precios del Sector Automotor (IPSA) en base al Sistema de Información Online del Mercado Automotor (Siomaa) que procesa la Asociación de Concesionarios de Automotores (Acara) calculó que la suba de precios de 2020 fue de 39,5%; mientras que la inflación fue el año pasado de 36,1%, según el Indec.

Ahora bien, los datos de nuevos patentamientos en el mes marzo sorprenden. A pesar que, los autos se encarecieron en pesos y que ya no juega con tanto peso el “efecto dólar blue” dado que paso de tocar máximos de 195 pesos en octubre a colocarse hoy en los 141 pesos. Según los ultimo datos de la asociación que agrupa a las concesionarias oficiales, las ventas de marzo también marcaron un incremento de 20% frente a febrero pasado.

¿Qué se espera para todo el 2021?

Especialistas expresan que la tendencia alcista en las ventas continua en parte por avance de la venta de unidades nacionales que aumentaron su participación en relación con los vehículos importados hasta llegar en la actualidad a un 46% del total de vehículos patentados, luego de un 2020 en el que apenas llegaban al 30% del total. Donde las distintas restricciones impuestas por el Gobierno para el ingreso de autos importados inciden fuertemente en este último dato.

Para lo que resta del año, en el sector hay confianza en que las bases están para seguir creciendo. Si la “paz cambiaria” continúa y mejora la confianza en la economía, el optimismo y recuperación del sector puede seguir avanzando a medida que la macroeconomía se recupere. Se destaca además que las tasas de financiación que ofrezcan las concesionarias y como se comporte la oferta, serán catalizadores importantes para el crecimiento que se espera.

(*) Asesor financiero de Parthenon inversiones

Dejá tu comentario